El reto de la remontada parte con 175.000 turistas menos

B.M.
-

Hasta febrero, el número de turistas que pernoctaron en la región en algún alojamiento turístico había crecido un 21%, pero a finales de mayo la diferencia respecto al mismo periodo de 2019 ha caído un 65%

El camping Ciudad de Logroño permanecerá cerrado hasta julio - Foto: Clara Larrea


Hecatombe en el sector turístico riojano con una caída en lo que va de año de un 65% del número de viajeros que hubieran llegado a la Comunidad en cualquier otro año, o al menos, en comparación con el año 2019. Es decir, que para estas mismas fechas, el año pasado La Rioja había recibido un total de 260.606 turistas que pernoctaron, ya sea en hoteles o en el resto de alojamientos turísticos, y este año, con el parón y el cierre de establecimientos a mitad de marzo, el número se ha quedado en 90.810 viajeros, lo que supone un 35% de un año normal. Lo que deja un déficit de casi 170.000 viajeros en 2020.  Y será el peor año de su historia.
Precisamente este era un año en el que el sector parecía que empezaba a remontar y comenzó bastante bien. Enero fue un mes bueno, con una incremento de turistas de más del 10% respecto al año anterior. Y febrero aún fue mejor con un incremento del 21%. 
Y la estancia media, que es una de las batallas del sector, con 1,7 días por viajero en febrero, había aumentado respecto al año anterior también (en 2019 fue del 1,5). 
Sin embargo en marzo llegó el estado de alarma y se paralizó todo el turismo tanto nacional como internacional. 
De hecho, ya en marzo, las noticias y hechos que insistían en una pandemia sanitaria mundial, hicieron que durante los primeros quince días los turistas empezaran a suspender viajes y eliminar reservas. Según los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística sobre Encuesta Hotelera y Extrahotelera, ya este marzo cayó más el número de viajeros españoles que el de extranjeros. 
En cualquier caso, el turismo riojano es por excelencia español, ocupando un 88% de la cuota, mientras que el internacional se queda en un 12% de media. Y los turistas que más visitan La Rioja y pernoctan en ella son madrileños (suponen el 20% del total), catalanes (14,6%), vascos (13,8%). Solo un 2,4% de los que pernoctan en La Rioja son riojanos.
fin de semana. La Rioja es normalmente una de las comunidades de interior que más grado de ocupación tiene en fin de semana de toda España. Del último mes del que se tienen datos completos, febrero, llegó a un 55,5% el grado de ocupación en fin de semana, mientras que el de toda la semana se queda en el 38,3%.  Si bien los mejores meses son los de septiembre (cuando se ocupa más del 70% de plazas en fin de semana y agosto da el mejor dato para la semana entera con una ocupación del 60%).
Los hoteleros son conscientes de que se han perdido buenos meses para el turismo en La Rioja, como abril por ser Semana Santa, o el Puente de Mayo. Pero confían en que al menos se normalice algo  para sus mejores meses de ocupación, estos son agosto, septiembre y octubre por el enoturismo.