Más piscinas han decidido abrir pero con mucha precaución

Bárbara Moreno
-

Mañana es el día esperado por cientos de bañistas riojanos para la apertura de las instalaciones acuáticas de sus municipios. Alguno de los 33 ayuntamientos que consensuaron no abrir están a un paso de rectificar como Nalda, Lardero, Quel o Autol

Imagen del recinto de piscinas de Villamediana. - Foto: El Día

Llega el 1 de julio, la fecha más que esperada por miles de riojanos porque abren las piscinas de sus municipios, eso sí, con muchas restricciones. La seguridad se está tomando ahora mucho más en serio si cabe que hace una o dos semanas porque los rebrotes de coronavirus  están surgiendo en zonas no tan alejadas, y nos están devolviendo a la realidad que vivimos no hace tantos meses. 
Mañana abrirán unas cuantas piscinas de La Rioja que ya están ultimando todos los detalles para poder abrir con todas las garantías. 
Muchas de estas tenían dudas sobre la apertura, pero definitivamente han decidido dar servicio a sus ciudadanos. 
Imagen de archivo de las piscinas de El Cortijo.Imagen de archivo de las piscinas de El Cortijo. - Foto: El DíaPor otro lado, están las 33 piscinas de 30 ayuntamientos que consensuaron no abrir a principio de verano y que de momento, según ha podido comprobar este medio, no todas siguen ya en las mismas disposiciones de no abrir. Alguna como Lardero se lo está pensando y no es una negativa rotunda, o Nalda, que está pensando incluso en abrir si puede. Al igual que Que y Autol que han decidido que abrirán este verano. Así, ante la imposibilidad de ofrecer garantías a los vecinos y visitantes, o como explica el alcalde de Nájera, Jonás Olarte,  «porque este no es el año ni la época para abrir piscinas y menos con los anuncios de rebrotes que están surgiendo», las que seguro que no van a abrir son cabeceras de comarca como Arnedo, Nájera, Torrecilla en Cameros y Cervera del Río Alhama (incluidas las piscinas de Cabretón, Valverde y Rincón de Olivedo). De la zona del Cidacos tampoco abrirán  las piscinas Herce, Arnedillo, Munilla, y en Rioja Baja en general tampoco abrirá Pradejón, Cornago, Aguilar del Río Alhama, Alcanadre y El Redal. Por otro lado, y para llegar a estas 33 no abrirán tampoco Baños de Río Tobía, Hormilla, Uruñuela, Anguiano, Laguna de Cameros, Hormilleja, Viguera, Gallinero de Cameros, Ortigosa de Cameros, Villoslada de Cameros, San Román de Cameros, Ribafrecha, Alesanco, Alesón, y Lardero (esta última se lo está pensando, ya que según explicó la concejal Marta Elguea, «de momento no vamos a abrir, pero no es un no rotundo»). Viguera tampoco abrirá, aunque no se pronunció al inicio del verano como estos otros ayuntamientos.
Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Nalda, su alcalde, Daniel Osés, explica que la situación ha cambiado de cuando dijo que no iba a abrir, porque entonces el aforo permitido era de menos del 75% y no iba a poder ni dar servicio a sus ciudadanos, ahora si podría, explica, «y como  la condiciones han cambiado porque la situación de contagios es estable», pues están organizando todo y solicitando permisos para poder abrir cuanto antes.
Y el Ayuntamiento de Aldeanueva de Ebro se lo están pensando.
Y entre los riojanos que sí están de enhorabuena a tenor de sus peticiones de que les abran las piscinas de sus municipios, están por ejemplo, en el cinturón de Logroño (recuérdese además que las piscinas de Logroño Varea y El Cortijo abren), Navarrete, Fuenmayor, Alberite y Villamediana, que abrirán mañana mismo. 
Ejemplo de seguridad. Las normas de seguridad que hay que mantener son del 75% de aforo, distanciamiento, y más precaución que nunca en el agua, o no poder permanecer a tomar en sol en sitios de agua.
Desde el Ayuntamiento de Fuenmayor han confirmado que en vez de mantener el aforo al 75% van a optar por el 50%. Este es uno de lo ayuntamientos que no tenía muy claro desde el principio si abrir o no, pero definitivamente han apostado por abrir.
Por ejemplo desde Villamediana elaboraron un plan de contingencia que tiene en cuenta horarios disponibles para los usuarios, circuitos de acceso y salida del recinto, los aforos de las diferentes piscinas, gimnasio y vestuarios, los protocolos de limpieza y desinfección a seguir, así como la venta de entradas, entre otras cuestiones. Habrá un sistema de desinfección del calzado a la entrada a las instalaciones y se facilitarán bolsas para el material desechable, que deberá depositarse en los correspondientes contenedores de basura. En cuanto a las piscinas, la entrada y salida de los vasos se realizará por duchas diferenciadas. Como máximo podrán coincidir seis personas nadando, una por calle; y tres personas en los vestuarios, sin utilizar las duchas. También se han retirado el mobiliario existente como mesas, bancos, sofás, asientos de espera, áreas de juegos de niños.
Desde el Ayuntamiento de Navarrete, su alcaldesa, Marisa Corzana, explicaba ayer a El Día de La Rioja, que están intentando organizar todo para que les de tiempo a abrir el mismo 1 de julio, pero no saben si llegarán a tiempo, porque son muchas medidas las que tienen que cuidar. 
Cenicero abrirá directamente el próximo 4 de julio, aprovechando el fin de semana.
Desde Albelda indicaron que abrirán el próximo fin de semana, si es que no les da tiempo a organizar todo para antes.
Alfaro es una de las pocas cabeceras de comarca que sí va a abrir las piscinas, aunque reconocieron cierta indecisión al principio. Y las piscinas de su localidad vecina, Rincón de Soto, también abrirá. Al igual que Calahorra como cabecera de comarca, que desde el inicio del verano ya indicó que iba a abrir.
También abrirán a partir de mañana municipios como Grávalos, Igea, Rincón de Soto, Briones, Casalarreina, o Arrúbal, Badarán, Agoncillo. Y algunos ayuntamientos han tomado sus propias medidas para que no puedan acudir en masa vecinos de otros lugares. Por ejemplo en Casalarreina se dará prioridad a los abonados del año pasado. O en Briones solo se podrá acceder a las piscinas en el caso de que los usuarios estén empadronados.
Lo que está claro es que de las 100 piscinas públicas que hay en La Rioja, 29 han decidido no abrir, de momento, otras aún lo están pensando, pero la mayoría va a abrir.