scorecardresearch

Las variantes de ómicron ponen de nuevo en alerta los hospitales

Carlos Rubio (EFE)
-

La situación epidemiológica y el avance de los contagios empeora en los últimos días en España, con un total de 8.200 pacientes ingresados y las UCI por encima del 4 por ciento

La incidencia en mayores de 60 años aumenta hasta 755. - Foto: EFE

La trasmisión de la COVID encadena dos semanas de ascenso en coincidencia con el avance de las nuevas variantes de ómicron (BA.4 y BA.5), no solo en España sino también en otros países del entorno europeo, un escenario epidemiológico que repercute en la ocupación hospitalaria, que asciende del 5,5 al 6,6 por ciento en la última semana, con más de 8.200 pacientes ingresados.

La situación epidemiológica ha empeorado en las últimas semanas y principalmente desde este martes en España, con una incidencia acumulada en los ciudadanos de más 60 años que ha escalado en más de 100 puntos, hasta los 755 casos.

Mientras, la ocupación hospitalaria general ha rebasado el umbral de los 8.000 pacientes (sube desde los 6.700 en dos semanas) y con las UCI que sobrepasan el 4,3 por ciento, considerado riesgo muy alto de saturación, con 388 críticos.

La retirada de las mascarillas a mediados de abril trajo consigo un aumento en el indicador de incidencia acumulada -focalizado ahora en los mayores de 59 años-, que comenzó a escalar desde los 555 casos de entonces hasta su pico máximo (848) en la semana del 20 de mayo, en lo que algunos expertos bautizaron como séptima ola, aunque con una tendencia hospitalaria estable y descendente.

A partir de entonces, la incidencia decreció solo durante tres semanas, hasta bajar a los 570 casos, tendencia que se rompe el 10 de junio cuando los informes de Sanidad atisbaban incrementos en los indicadores de contagio.

¿A qué se debe? Tanto Organización Mundial de la Salud (OMS) como expertos y epidemiólogos llevan meses insistiendo en no bajar la guardia con los test diagnósticos en toda la población.

En mayo, las autoridades sudafricanas alertaron sobre un crecimiento exponencial de casos y aumentos en las hospitalizaciones por las variantes de ómicron BA.4 y BA.5, que son las que ahora se extienden.

Incluso desde la primera semana de junio avisaron de repuntes en la trasmisión, con un aumento de los casos detectados (más del 8 por ciento) en al menos 14 países.

En España, desde el martes se han notificado 68.186 nuevas infecciones, de las cuales 33.664 corresponden a mayores de 59 años, unos datos que ponen de manifiesto un claro aumento de la trasmisión junto con el indicador de evolución de la incidencia, que escala de los 340 a los 419 puntos.