scorecardresearch

La necesidad no se va de fiesta

G.B.
-

Cáritas recauda fondos con un pincho solidario. El número de personas sin recursos que piden ayuda no varía, pero sí aumentan sus necesidades

Centenares de ciudadanos pasaron por la sede de Cáritas para colaborar con el pincho solidario. - Foto: Ingrid

Las fiestas cambian rutinas y hasta invierten los papeles de la gente, aunque en el caso en cuestión sea todo por una buena causa.  Cáritas, que de ordinario reparte comida entre los más necesitados de la sociedad, sació este jueves el apetito de centenares de ciudadanos que acudieron a su sede a echar una mano y de paso degustar uno de los casi 500 pinchos de champiñón, regados con un buen vaso de Rioja.  

¿Significa que la entidad social colgó el cartel de cerrado por fiestas? Todo lo contrario. Cáritas ensayaba en estos Sanmateos, con ánimo de repetir en próximas ediciones, una degustación benéfica con el fin de aprovechar la relajación del ambiente festivo logroñés para recaudar dinero para sus programas con la venta del aperitivo de pincho y vino (2,5 euros) y al mismo tiempo mostrar a la ciudadanía que no necesita de sus servicios las instalaciones y concienciarla de lo que se hace en ellas a diario.

«Queríamos que la gente conociera nuestra sede, que se acercasen familias con niños y vean la recuperación del casco antiguo, pero mañana (por este viernes) volvemos a la carga con nuestra actividad normal», explica el director de Cáritas en La Rioja, Fernando Beltrán.

La entidad, que agradeció la colaboración de Alcampo, Eurochamp y Finca de La Rica para la organización de la degustación solidaria, y la afluencia de ciudadanos y de autoridades, calcula en unos 1.500 euros lo recaudado con los pinchos y otras donaciones.

Pero las necesidades para llevar a cabo sus programas de ayuda son muchas. Aunque el número de personas y familias que acuden a Cáritas no ha variado demasiado en lo que va de 2022, sí se ha notado desde enero que sus necesidades de ayuda son mayores, una situación que Beltrán atribuye a la situación económica y al encarecimiento de los gastos en los hogares, que se ceba con los más necesitados.

1.300 familias atendidas.

Esa percepción se apoya en cifras. Cáritas atiende a unas 1.300 familias en La Rioja, una cifra similar a la de 2019. En aquel año, el gasto para cubrir sus necesidades básicas rondó los 180.000 euros, cuando a 31 de julio del presente año la cifra estaba ya en 171.000 euros, con cinco meses por delante para completar el año.

Aunque el verano suele ser una época propicia para que muchas personas en situación vulnerable encuentren un trabajo, normalmente temporal, la entidad certifica al mismo tiempo que hay muchas familias que aunque tienen ocupación laboral, no logran cuadrar el presupuesto doméstico para llegar a fin de mes. Los casos más extremos se enfrentan al corte de suministros básicos, como el gas, expone Fernando Beltrán.