scorecardresearch

Piden 6 años de cárcel por estafar 52.800 euros a una empresa

El Día
-

El acusado firmó un contrato en nombre de una empresa gallega, de la que era administrador único, para vender a otra sociedad varias toneladas de aceite de girasol refinado procedente de Turquía

Acceso a una sala de vistas en la Audiencia Provincial. - Foto: Ingrid

El fiscal pide seis años de cárcel para un hombre acusado de estafar 52.800 euros a una empresa mediante una trama de empresas que impidieron a los afectados cobrar un pagaré por ese importe, según explica el escrito de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Efe.

El fiscal pide esta pena por el agravante en el acusado, al que la Audiencia Provincial de Logroño juzgará el próximo martes 22 de junio, de reincidencia, ya que tiene condenas por apropiación indebida hurto, conducción sin permiso, lesiones agravadas, atentado, estafa, abandono de familia y tráfico de drogas.

Según la acusación, este hombre a finales de 2015, "guiado por un ánimo de enriquecimiento patrimonial, con la finalidad de obtener dinero, sin contraprestación alguna" firmó un contrato en nombre de una empresa gallega, de la que era administrador único, para vender a otra sociedad varias toneladas de aceite de girasol refinado procedente de Turquía.

La empresa compradora abonó la operación mediante un pagaré de una oficina bancaria de Navarrete por 52.782 euros; este pagaré, por indicación del acusado, explica el fiscal, fue remitido a su empresa en Valencia y, en cuanto lo tuvo, lo endosó a otra sociedad de esa misma comunidad, con lo que "dispuso del dinero obtenido a su voluntad, sin intención de comprar en origen el aceite pactado y entregarlo a los compradores.

El socio de la empresa que obtuvo el pagaré aseguró en su declaración que se lo entregó el representante de dos sociedades que le debían dinero, que le dijo que se cobrara lo que le debían y el resto lo ingresara en la cuenta de otra empresa valenciana.

Así procedió, se cobró la cantidad que le debían e ingresó 41.000 euros en la cuenta que le habían dicho, que pertenecía a una sociedad con la que el acusado tenía una deuda.

Por ello los administradores de esa entidad se cobraron 26.000 euros e ingresaron a la empresa del acusado 15.000 euros

Estos hechos suponen para el fiscal un delito de estafa, cualificada por la cuantía superior a 50.000 euros, del que los que sería responsable el acusado, en su condición de administrador de la empresa que pactó vender el aceite, cobró por ello pero no realizó la operación.

Por ello pide para él una pena de 6 años de prisión y una multa de 2.920 euros, además de que deberá indemnizar a la empresa estafada con 52.780 euros más los daños y perjuicios que se acrediten en el proceso y los intereses legales.