scorecardresearch

"Estoy muy tranquilo"

Agencias
-

Rubiales insiste en defender su inocencia después de que una jueza haya admitido a trámite una querella contra él y Gerard Piqué por la presunta comisión de dos delitos

El máximo responsable de la Federación se muestra satisfecho con su gestión en el organismo - Foto: J.C.H. (EFE)

Tan solo unas horas después de que fuera admitida a trámite una denuncia por los presuntos delitos de corrupción en los negocios y administración desleal contra el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, y el capitán del Barcelona y máximo dirigente de la empresa Kosmos, Gerard Piqué, el directivo canario aseguró ayer que está «muy tranquilo» porque de todas las querellas ha salido siempre «muy bien».

Y es que a última hora del pasado viernes se produjo un auténtico terremoto en el 'deporte rey' cuando se supo que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Majadahonda (Madrid) había abierto diligencias previas contra ambos por la negociación para trasladar a Arabia Saudí la Supercopa de España.

Siguiendo la estrategia de que la mejor defensa es un buen ataque, el 'número uno' de la RFEF se revolvió una vez más: «Ya vemos quién está detrás de todo esto, ya lo expliqué ayer mismo en la asamblea, que hubo una reunión entre el señor Javier Tebas (presidente de la Liga de Fútbol Profesional) y el señor Gerardo González Otero (exsecretario general de la RFEF) en la que trataban de presionar con este tipo de cosas, pero estoy tranquilo, porque cuando uno trabaja bien, tiene que estarlo».

A juicio de Rubiales, que ayer efectuó una visita oficial a Las Palmas al nuevo presidente de la Federación Interinsular de Fútbol, José Juan Arencibia, «hay determinados periodistas que sirven más a la manipulación que a la verdad». «Es una pena pero ocurre, y a pesar de que son ya más de 60 las querellas interpuestas por Tebas y satélites que tiene alrededor, de todas ellas ha salido muy bien y seguirá siendo así, por lo que de verdad estoy muy tranquilo», reiteró.

«Conspiración»

El día anterior tuvo que sacar la 'artillería pesada' en la Asamblea general de la Federación en Las Rozas. Ahí se defendió de la «conspiración» que lideran contra él «los que ya sabemos». «Está demostrado que hay gente que quiere acabar con el presidente de la RFEF, esto ha salido en diferentes medios de comunicación. Estos que siguen son los mismos que consiguieron que alguien que era cercano a mí me haya traicionado, los mismos que lo han intentado, pero, afortunadamente, no han conseguido, con otros. Por quien lo han conseguido siento lástima, por los que no, alegría», señaló el canario, para luego reiterar que había sido víctima de «un robo que luego se ha utilizado de manera ilegal». 

«Manipulando, sesgando, mintiendo, adjudicando contenido que no estaba en mi teléfono y construyendo un relato falso. El lado oscuro del fútbol no es este. Todo esto me da tristeza. Ahora también lanzan podcast para hacer más daño. No van a encontrar ninguna ilegalidad en mi forma de actuar», recalcó.

Otro de los argumentos que esgrime Rubiales es su labor al frente de la RFEF, con «las mejores cuentas de la historia» en el más de un siglo del organismo. «Esa es nuestra gestión y eso no se puede manipular. Con esto vamos a dotar de más medios al fútbol que más lo necesita. Tendremos que tener las espaldas anchas. Cuando llegué aquí advertí de que había gente muy poderosa que estaba interesada en que no llegase y cayera lo antes posible. Estoy más fuerte que nunca y muy agradecido», indicó.

Por parte de Gerard Piqué solo hubo silencio. Cabe recordar que el pasado 20 de abril señaló: «Es que al final es negocio para todos, pero es que así funciona, no nos engañemos. La Federación, antes de cambiar de formato de la Supercopa y llevarlo a Arabia Saudí se llevaba 120.000 euros por competición. Después de hacer este movimiento, 40 millones».