scorecardresearch

El mercado se 'reabre' de nuevo

El Día
-

A la espera de que los grandes muevan ficha, la SDL se prepara para completar su plantilla

Imanol Sarriegi y Jesús Álvarez, sin equipo ambos, disputan el esférico ante los blanquirrojos Deivy Ochoa y Javito. - Foto: Óscar Solorzano

Ayer acabó la temporada 21-22 y en marcha está ya el nuevo curso liguero en el que la Sociedad Deportiva Logroñés volverá a aspirar a la permanencia en Primera RFEF, misión harto compleja dadas las limitaciones económicas de la entidad que contará con cerca de 900.000 euros para competir en la tercera categoría nacional.

La entidad llega a julio con solo siete jugadores en contrato en vigor después de que Javito solicitara la baja voluntaria, pero consciente de cuál es su mercado y de sus condicionantes. La directiva transmite calma sabedora de que quedan dos meses para rearmar el equipo.

En dos semanas, Llona iniciará la pretemporada y, por lo tanto, queda margen para rearmar las piezas en un bloque que de momento mantiene tres jugadores claves de la columna vertebral blanquirroja: Jero, Caneda y Emilio. El murciano es uno de los mejores porteros de la categoría y su renovación supuso la primera victoria de la temporada.

Pese a las importantes bajas sufridas, la reconstrucción sigue en marcha. De momento la dirección deportiva continúa explorando el mercado de Primera RFEF, aunque también completará su plantilla con futbolistas de Segunda RFEF que tengan hambre.

Entre los jugadores futuribles se encuentran cuatro conocidos de la afición, todos ellos con presente en la tercera categoría.

Javi Martínez Barrio (Logroño, 1991) se despidió ayer del Sanluqueño, equipo al que llegó procedente del Haro en el verano de 2020. Este curso ha sido clave con los gaditanos, con los que ha jugado 25 partidos y ha anotado uno. Aunque el equipo verdiblanco ha descendido, Javi Barrio sigue teniendo mercado.

En situación similar se encuentra Luis Martínez de Quel (Arnedo, 1993), capitán del Betis B, central con contrastada experiencia cuyas pretensiones económicas difícilmente casan con las posibilidades reales del conjunto riojano. Tiene una dilatadísima experiencia en Segunda B tras su paso por Sanluqueño, UDL, Arenas o Villanovense, entre otros. Aunque anunció su marcha del club hace varias semanas, el riojabajeño sigue por ahora libre.

En situación similar se encuentra Álex Gualda (Bilbao, 1998), un futbolista que está en el radar de Raúl Llona, que coincidió con el vizcaíno en las categorías inferiores del Alavés (pasó por el San Ignacio y por el Mini Glorias). Alain Ribeiro, el primer fichaje de los blanquirrojos llegó precisamente del Tudelano, club que pese a su descenso tiene jugadores apetecibles.

Gualda fue fijo en el conjunto ribero, anotando tres goles y propiciando una asistencia.

El cuarto futbolista futurible es Imanol Sarriegi (San Sebastián, 1995), rival de los blanquirrojos estas dos últimas temporada. En la 20-21, fue uno de los destacados del Tudelano aunque en el encuentro del 3 de enero de 2021 ante los logroñeses fue expulsado. El pasado curso militó en el Calahorra, supliendo con eficacia a Jesús Álvarez, también sin equipo. En el derbi con los blanquirrojos (2-1), formó trivote con el aragonés y con  Tarsi Aguado (Cultural). El vasco, aunque afincado en Olite, disputó solo dieciséis partidos, anotando un gol.