scorecardresearch

Las obras en La Villanueva empiezan en 2022 con 3,6 millones

Feli Agustín
-

Se urbanizará y cambiará el alumbrado en varias calles, además de remodelar el colegio del barrio

Calle De los Yerros, en La Villanueva, que será rehabilitada. - Foto: Óscar Solorzano

Cerca de 17 años después de que el Ayuntamiento de Logroño, presidido entonces por Julio Revuelta, encargara a los arquitectos Álvaro Siza y Juan Miguel Hernández León el Plan Director para la rehabilitación integral del barrio, que entonces se denominaba la Judería, el próximo año se iniciarán, por fin, las actuaciones en esa zona, «corazón» del casco antiguo, compuesta por siete calles entre Rodríguez Paterna y avenida de Navarra. La concejal de Economía, Esmeralda Campos, dio ayer detalles de  la nueva Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) La Villanueva, que ha redefinido un proyecto, aprobado en 2017  y que no se ha podido llevar a cabo por errores «muy graves de redefinición». Tras esta reconfiguración, se han previsto 12 actuaciones, como la remodelación de calles, el alumbrado y el colegio del barrio, San Bernabé, por 3,6 millones de euros, de los que la mitad serán financiados a través de fondos europeos FEDER

«El nuevo proyecto se basa en seis objetivos temáticos, como son la movilidad, la sostenibilidad, la digitalización, el patrimonio cultural y turístico, la eficiencia energética y la rehabilitación del entorno urbano y su medio ambiente», relató la concejal, que argumentó que el nuevo proyecto contempla una serie de actuaciones que inciden en el ámbito de la rehabilitación de edificios y la atracción de nuevos residentes, la conversión en un espacio público más abierto  o la introducción de modelos y actividades económicas diferentes.

Sobre estos objetivos, se prevé la urbanización y alumbrado de las calles De los Yerros y Hospital Viejo y la plaza que hay entre ambas; y la rehabilitación y alumbrado de La Brava, El Horno y la Plaza de La Villanueva. Para la rehabilitación del colegio de San Bernabé se han previsto tres proyectos de eficiencia energética, mejora arquitectónica y regeneración como vivero de empresas. 

También se llevará a cabo el sistema de sensorización del alumbrado y gestión energética del barrio de La Villanueva; y la implementación del ecosistema web del Ayuntamiento e integración en la administración electrónica.

Barrio empresarial. Uno de los aspectos más destacados de la rehabilitación de La Villanueva es su conversión en un polo de atracción de nuevas firmas tecnológicas, que tendrá como núcleo central a la empresa Bosonit, que levantará un edificio en una parcela municipal para albergar a 250 trabajadores. Ala par, se recuperará el antiguo colegio San Bernabé para convertirlo en un vivero de empresas, que será sometido a una remodelación integral con un proyecto totalmente diferente al redactado bajo la alcaldía de Cuca Gamarra.Contará con 12 oficinas de 25 metros cuadrados, un espacio de coworking, tres salas de reuniones y una primera planta destinada a oficinas vivero; y varios espacios comunes. El nuevo espacio se incluirá en redes de ámbito regional o estatal. lo que revertirá en la ciudad fondos procedentes de programas regionales o de ámbito estatal vinculadas al área tecnológica, «contribuyendo a un aumento de la actividad de promoción económica en la ciudad».

 

Por «mera presión política». Campos recordó que la estrategia original para la recuperación del barrio de La Villanueva a través de la EDUSI fue aprobada en diciembre de 2017 por el Ministerio de Hacienda, pero hasta diciembre de 2018 no se firmó el protocolo de actuación con esta institución.

«El tiempo fue pasando y cuando este equipo de Gobierno llegó al Ayuntamiento el proyecto no había comenzado porque, entre otras cosas, tenía errores muy graves de definición como cuantías que no cuadraban, no conectaba con los objetivos que hay que cumplir para acceder a este tipo de ayudas o algo tan básico como que no se incluían los gastos de personal de gestión ni de comunicación» afirmó la concejal, quien señaló que el «deficiente» proyecto «fue aprobado en tercera convocatoria por mera presión política».