'The Playbook': Mourinho, bajo la lupa de Netflix

SPC
-

El controvertido José Mourinho es el primer protagonista de esta serie documental sobre las experiencias de cinco grandes entrenadores que se estrena hoy en la plataforma digital

‘The Playbook’: Mourinho, bajo la lupa de Netflix - Foto: ANDREW BOYERS

The Playbook, de estreno hoy en Netflix, es una serie documental sobre cinco grandes entrenadores (entre ellos, José Mourinho), en lo que pretende ser una aproximación a las experiencias vitales que dieron forma a sus respectivas filosofías en los terrenos de juego.
Aunque el tiempo limitado que el formato (que cuenta con LeBron James como productor ejecutivo) dedica a cada una de esas figuras -algo más de 30 minutos- no permite conocer nuevos detalles acerca de sus personalidades o la consecución de sus éxitos, sí les permite mostrar, una vez más, el tremendo carisma que poseen.
Es el caso del portugués, que en apenas un minuto deja claro lo que va a poder encontrar el espectador. La charla, que se produjo en diciembre del año pasado, arranca con la pregunta: ¿Cuáles son sus recuerdos más tempranos de la infancia? A lo que el portugués responde: «No quiero hablar de ello».
Segunda pregunta: ¿Cuáles fueron las experiencias que forjaron su filosofía? Y, de nuevo, una contestación cortante: «No quiero entrar en ello». Pero el de Setúbal se relaja y comienza a dar juego poco después, con perlas que harán las delicias de sus acérrimos seguidores: «Siempre he sentido que el fútbol es una religión, no un deporte».
El capítulo dedicado al extécnico del Real Madrid repasa de forma meteórica su trayectoria desde su llegada al Oporto (2002), cuando toma las riendas de un equipo sumido en la peor crisis de los últimos tiempos y lo moldea a imagen y semejanza del espíritu competitivo y luchador de esa ciudad del norte de Portugal. Dos años después, el éxtasis (la Liga de Campeones) y su fichaje por el Chelsea.
En medio de ese relato, José Mourinho confiesa que soñaba con el fútbol en todo momento siendo niño. «Quería ser jugador, pero no era suficientemente bueno. No tenía el talento, pero supe muy pronto que sí lo tenía para entrenar», explica el luso, que en el episodio repasa el momento en el que, a pesar de una sanción de la UEFA, no dudó en esconderse en su vestuario durante una eliminatoria de cuartos de final de Liga de Campeones contra el Bayern de Múnich.
Incluso llegó a meterse dentro de una cesta de ropa sucia para que no lo encontraran los miembros del organismo continental que acudieron al vestuario. «No me enorgullezco de ello porque fue contra las normas, pero estoy orgulloso de aquello como líder, como amigo de mis jugadores. Por tu familia haces cualquier cosa, incluso romper las reglas», asegura.
Después se repasa su etapa en el Inter de Milán y se hace hincapié, nuevamente, en la unidad de ese grupo. Mou habla de ese equipo en términos de hermandad y unidad. La culminación: otro título de Liga de Campeones en 2010, esta vez en el estadio Santiago Bernabéu, el coliseo que sería su hogar la siguiente temporada.
Su paso por el Real Madrid apenas tiene trascendencia en el capítulo, aunque deja alguna mención marca de la casa y tirando de ironía: «A estas alturas, a las grandes estrellas no les vas a enseñar cómo se juega al fútbol. ¿Le vas a enseñar a Cristiano Ronaldo a tirar una falta?