scorecardresearch

Minsk carga contra la UE y la OTAN por la situación fronteriza

Europa Press
-

El Gobierno bielorruso asegura que Bruselas y la Alianza Atlántica interpretan de forma unilateral sus compromisos internacionales y que la situación en los límites entre Polonia, Letonia y Lituania empieza a ser tensa y "poco previsible"

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko - Foto: SPUTNIK

El Gobierno de Bielorrusia ha tildado este martes de "tensa y poco previsible" la situación en su fronteras con Polonia, Letonia y Lituania, al tiempo que ha arremetido contra la UE y la OTAN por "ignorar" sus compromisos internacionales.

El jefe del departamento de colaboración bélica internacional del Ministerio de Defensa bielorruso, Oleg Voinov, ha afeado a Bruselas y la Alianza Atlántica que "ignoran e interpretan de manera unilateral varios de sus compromisos internacionales", por lo que "la situación política y militar en las fronteras de Bielorrusia empieza a tener un carácter más tenso y poco previsible".

Voinov ha insistido, por otra parte, en que "las cuestiones migratorias han alcanzado ahora un lugar prioritario en la agenda de la región y han continuado una campaña a gran escala para interferir en los asuntos internos de Bielorrusia mediante la adopción de sanciones y otras medidas no constructivas" contra Minsk.

En este sentido, ha indicado en una rueda de prensa que "las críticas" vertidas contra Bielorrusia y su responsabilidad en la actual crisis en la frontera "no se sostienen", recoge la agencia de noticias bielorrusa BelTA.

"No es ningún secreto que todos los días cientos e incluso miles de migrantes intentan llegar a Reino Unido desde Francia a través del canal de la Mancha, pero por alguna razón, siguiendo la lógica occidental, Francia no está acusada de abastecer a los migrantes y crear una crisis en la frontera con Reino Unido", ha reprochado el funcionario bielorruso.

Voinov ha informado del envío de invitaciones para participar en la sesión informativa a los miembros de la Asociación de Agregados militares de Minsk, así como al agregado de Defensa de los estados europeos, que han recibido información "actualizada y objetiva" sobre el estado de la situación "con énfasis en los pasos no constructivos de los países individuales hacia el estado bielorruso".

En este marco, Minsk ha insistido en que está dispuesto a "reanudar la cooperación práctica, pero solo si es constructiva y se basa en la igualdad y el respeto mutuo".

Miles de migrantes, en su mayoría provenientes de Irak y otros países de Oriente Próximo, han intentado cruzar la frontera hacia la UE. Las autoridades europeas han acusado a Minsk de liderar una guerra híbrida y de propiciar la llegada de los migrantes hasta sus fronteras exteriores.