scorecardresearch

La demanda de salud mental se triplica con la pandemia

Bárbara Moreno
-

La cada vez mayor petición de este servicio choca con la plantilla mermada en La Rioja, que es más baja que la media española y que se irá solventando con oferta de empleo en mayo

Eduardo Bastida - Foto: La unidad hospitalaria de Psiquiatría

La demanda de la salud mental ha existido siempre, pero, «con la pandemia se han multiplicado por tres los trastornos de depresión o ansiedad. También es cierto que se ha hecho más visible, han florecido patologías leves, los medios de comunicación lo estáis contando, y más personas pierden el miedo a pedir ayuda, o sienten que es necesario pedir ayuda ante sus problemas», explica el jefe del Departamento de Salud Mental del Servicio Riojano de Salud (Seris), Miguel Ángel Ortega. Y, esto se refleja en que hoy hay mucha más demanda de salud mental, las cifras se han disparado, y se ha desbordado esa demanda ya que cuentan con una media de 7 personas atendidas solo en Urgencias al día, tres veces más que antes de la pandemia.

El servicio cuenta en La Rioja con 16 psicólogos y 23 psiquiatras, siendo este un ratio muy bajo por habitante, porque, como explica el doctor, el ratio según la Sociedad Española de Psiquiatría, debería ser de entre 16 y 18 psiquiatras por cada 100.000 habitantes. En España la media es de 11 y en La Rioja estamos por debajo (debería haber al menos 48 psiquiatras). 

«Es difícil poder encontrar profesionales de este tipo». Pero podría convertirse en una de las especialidades más demandadas en el futuro. La Organización Mundial de la Salud  OMS calcula que una de cada cuatro personas va a requerir de una atención de salud mental a lo largo de su vida. Las soluciones que plantea la administración para poder solventar este gran problema de la incipiente demanda sobre la falta de personal y la cada vez mayor lista de espera es, además de crear un nuevo plan de Salud Mental, una nueva estrategia, o al menos actualizarla y convocar más oferta pública. De hecho, en mayo hay una convocatoria para contratar y poder cubrir plazas  vacantes con oposiciones. Se prevé incluir en el sistema riojano a cuatro psiquiatras y tres psicólogos más.  

El psiquiatra que cuenta con más de 40 años de trabajo y experiencia a sus espaldas explica que «la salud mental ha sido siempre una de las especialidades más dejadas en Sanidad». Y ahora se pone más de manifiesto. Pero, «las patologías más graves, los trastornos de personalidad conducta o esquizofrenias, han existido siempre». 

 

46 días de espera

Las listas de espera han crecido por tanto con la solicitud de asistencia para patologías más leves. La demora de las consultas en es sistema riojano está en 46 días. Pero para los nuevos casos o preferentes hay una lista de espera de no más de 10 días. Y también hay un servicio de Urgencias 24 horas en el hospital San Pedro, «en el que algún día te pueden llegar hasta 10 personas». El cuadro con el que llegan estos pacientes a Urgencias son en su mayor parte con autolesiones y cuadros de ansiedad, de descompensación afectivas. Y lo que pueden constatar ya es que ahora hay más pacientes jóvenes y adolescentes. En realidad, la Atención Primaria atiende gran parte de esta patología. «Pero con la pandemia se ha saturado todo». 

En los dos últimos años están atendiendo al año en todo el sistema unas 5.600 nuevas consultas en Salud Mental. «La demanda asistencial ha aumentado, pero la capacidad para atender ha disminuido con la pandemia y las bajas». 

Lo que para el departamento de Salud Mental comenzó como una 'situación puntual al inicio de la pandemia', se ha ido alargando en el tiempo, porque aún existe la incertidumbre, no se llega a acabar la pandemia. El problema ahora es que, «si al principio había cuadros de ansiedad o de angustia por ejemplo, si eso se mantiene en el tiempo, los transtornos se cronifican, o derivan en otro tipo de trastornos como en los alimenticios o en depresiones».

«Estoy preocupado», reconoce y lamenta el doctor, «porque esto parecía que iba a pasar, pero no pasa». Y cada vez están viendo más aumento de autolesiones, de intentos de suicidios y de más suicidios consumados. 

La mayor parte de los suicidios son cometidos por personas que tienen  una depresión. Pero, el doctor quiere dejar clara una puntualización esencial, «de la depresión se sale, en un 60% de los casos las personas se curan de una depresión».

Por otro lado está la presencia de las drogas y de los nuevos diseños de estupefacientes en la salud mental. «En muchos casos los problemas de salud mental y las adicciones van de la mano. Es lo que se conoce como patología dual». Y, atendiendo a los datos que proporciona el doctor, la droga tiene una relación en el trastorno mental en el 60% de los casos. 

Hoy la cifra de prevalencia de personas que son atendidas en Salud Mental en La Rioja de media, es del 13% de la población. Eso sí, con la pandemia la patología de trastornos de ansiedad, depresión y conducta alimentaria «se ha triplicado».