scorecardresearch

La Rioja se condena a luchar en Levante

El Día
-

UDL, Calahorra y SDL jugarán con catalanes, valencianos, Baleares y Murcia en el Grupo Este

Los riojanos jugarán en el Levante. - Foto: Óscar Solorzano

Unión Deportiva Logroñés, Calahorra y Sociedad Deportiva Logroñés comienzan la temporada 2022-23 de mala forma. Los tres clubes defendían su inclusión en el mismo grupo que esta temporada y, finalmente, se ven condenados a compartir aventura con clubes catalanes y valencianos más el Atlético Baleares y Murcia. Todos pierden deportiva y económicamente.

En lo estrictamente deportivo, los tres representantes riojanos unen sus fuerzas a Sabadell, Barça B, Nàstic y Cornellà. Los vallesanos compartían hace dos años aventura en Segunda con la UDL. El Nàstic, hace una semana, se quedó a un partido del ascenso. El Cornellà estuvo en la zona baja mientras que el filial blaugrana no necesita presentación.

El Atlético Baleares, por su parte, es un clásico de la categoría pues siempre está en la zona alta aunque nunca consigue su objetivo.

El Murcia, además, regresa al tercer escalón tras muchos años relegado a un segundo plano. Además, Numancia y Osasuna B se suman al 2.

El grupo que conformarán vascos (Amorebieta y Sanse, recién descendidos, más Real Unión y Athletic B) se completa con los cinco representantes de la Comunidad Valenciana. El Castellón fue la gran decepción el pasado curso pero los cuatro alicantinos son los nuevos mirlos blancos de las categorías RFEF: Intercity, Eldense y La Nucía han anunciado inversiones millonarias cuyo objetivo va más allá de la Primera RFEF. A estos se suma el Alcoyano.

El grupo Oeste o 1 queda conformado por los seis equipos madrileños, los dos extremeños, los cuatro gallegos, más los seis andaluces y el Ceuta. Unionistas y Cultural hacen los veinte.

Juanjo Guerreros, vicepresidente de la UDL, no ocultaba su malestar: «No estoy contento». «Económicamente no sé cómo va a ser la logística de los desplazamientos pero deportivamente sí que vemos muchos gallos», apuntaba al tiempo que lamentaba que uno de los clubes convocados a votar faltó a su cita.

Eduardo Guerra fue irónico al reconocer que los grupos son «una maravilla». «Sabemos que era difícil cuadrarlos, que los dos eran complicados pero creo que los grupos no gustan a nadie. No gustan a los andaluces, a nosotros, a los gallegos», enumeró. Guerra lamentó la ausencia de un representante (en principio el del Sanse). «Me olía que nos podían mandar al grupo levantino», lamentó.

«Económicamente perdemos taquillas potentes como las del Dépor y Unionistas. No sabemos cuál es la afición que mueven los catalanes. Es una incógnita», agregó. En lo deportivo asume que es «muy complicado aunque los dos lo iban a ser».

Tomás Lorente se mostraba más conciliador:«Era una opción que podía salir aunque está claro que nosotros apostábamos por seguir con los mismos grupos». El presidente rojillo tiró de optimismo: «Históricamente al Calahorra cuando ha competido con los equipos catalanes no les ha ido mal».

UDL, Calahorra ySDL iniciará el último fin de semana de agosto una nueva singladura en el Grupo Este, en una Primera RFEFmuy fortalecida y con muchas caras nuevas.