scorecardresearch

Soriano (Unir): "El virus es más contagioso, pero menos grave"

Europa Press
-

El doctor explica que ,de momento hay un antiviral aprobado por la EMA, 'Paxlovid', pero "tiene un inconveniente" y es que "no lo puede tomar todo el mundo"

Vicente Soriano - Foto: UNIR

Tras más de dos años de pandemia, el médico y profesor de UNIR, Vicente Soriano, ha afirmado que "lo esperable" con el coronavirus es que "cada vez sea más transmisible pero menos grave" gracias, en parte, a la "inmunidad residual" de la población que lo ha padecido o se ha vacunado. Además, pone el acento en la importancia de la comercialización de los tratamientos antivirales que van "con lentitud" pero "con paso firme".

En un nuevo escenario de aumento de contagios, olas y nuevas variantes, el docente de UNIR ha explicado que ahora se detectan más casos gracias a la facilidad para obtener un test de antígenos; "ahora a la menor sintomatología o duda, nos hacemos una prueba y eso ayuda a saber si estamos enfermos o no" pero, sobre todo, se debe a que "desde la última dosis de refuerzo de la vacuna para muchos de nosotros ya han pasado muchos meses y la inmunidad protectora no dura más de 4 o 6, por lo tanto, somos más susceptibles de infectarnos".

Lo "bueno" -ha dicho- "es que ahora los casos no son graves". En este punto, ha destacado, "ahora las personas infectadas por covid lo notan, sobre todo, en la nariz, pueden tener un poco de conjuntivitis, tos, mocos... pero todo ello son en cuadros de vías respiratorias altas. Antes, cuando no había ni inmunidad ni experiencia previa, el virus llegaba hasta el fondo del pulmón y se generaban neumonías o pulmonías muy graves... y bueno, ya sabemos todo lo que hemos vivido".

El edificio de UNIR en La RiojaEl edificio de UNIR en La Rioja - Foto: El Día

"Esto ahora no ocurre porque hay una cierta inmunidad residual y todo se queda alrededor de la nariz y la boca pero lo cierto es que no es una inmunidad esterilizante, quiero decir, no evitamos los contagios con las vacunas, evitamos las formas graves", ha matizado el también médico especialista en Enfermedades Infecciosas y profesor e investigador principal del grupo 'Medonline' de UNIR.

Así, ha dicho, "en estos momentos los que están hospitalizados son personas mayores con otras patologías importantes de base y que, además, dan positivo por covid, pero en la mayoría de los casos el virus no es la causa de su ingreso".

PLAN DE ACCIÓN DE CARA AL OTOÑO

De cara al próximo otoño, el profesor de UNIR considera "importante" ir desarrollando un plan de acción o estrategia para ver cómo debemos hacer la campaña de la vuelta de vacaciones, volver al colegio, a la universidad... saber qué hacer cuando llegue el frío y estemos en lugares cerrados.

Entre esas estrategias cree "fundamental", por un lado, contar con una dosis de refuerzo de la vacuna que esté actualizada para las cepas actuales, Ómicron, BA.4 y BA.5 que son "muy transmisibles" y por otro, pensar estrategias para facilitar el acceso a los nuevos tratamientos antivirales.

Aunque en España todavía no se comercializan, Soriano ha explicado que estos tratamientos todavía tienen que bajar de precio, se deben prescribir por un médico y, finalmente, que se vendan en farmacias.

"En Estados Unidos ya están a la venta y aquí ya hay uno que está aprobado por la Agencia Europea del Medicamento pero luego cada país tiene que negociar el precio". Así, ha insistido, "ahora mismo solo hay un antiviral oral eficaz" que es el desarrollado por Pzifer que se llama 'Paxlovid' pero "tiene un inconveniente" y es que "no lo puede tomar todo el mundo".

"Las personas que toman sintrom, antiarrítmicos o antipsicóticos, por ejemplo, no pueden hacerlo por eso es fundamental que lo prescriba el médico y que éste sepa todas las contraindicaciones".

En el caso de España, ha indicado, "seguiremos las directrices de la UE, vamos un poco más tarde pero para octubre sería bueno que ya se empezara a contar con ellos".

VARIANTE DOMINANTE

En estos momentos, ha destacado, "nos encontramos en un ascenso de una nueva variante de Ómicron, que se ha hecho con todo el coronavirus y sus subvariantes BA.4 y BA.5".

En el caso de Ómicron "se puede traducir como un catarro de las vías respiratorias altas que puede producir faringitis, dolor de cabeza, fiebre... todo muy rápido pero con muy poca afección de trato respiratorio inferior (neumonías o pulmonías)".

Por tanto, ha dicho, Ómicron se parece más a la gripe y "deberíamos tener una actitud parecida a la de la gripe, con su vacunación actualizada cada año y saber que el virus va a seguir ahí y que va a seguir cambiando pero lo esperable es que sea más transmisible pero menos grave".

Con el repunte de casos, y ante la posibilidad de que vuelva la mascarilla en interiores, el experto de UNIR explica que "si se decidiera así se chocaría con una parte importante de la población" lo mejor -a su juicio- sería "identificar los subgrupos de la población que se pueden beneficiar de esas medidas" aunque como ha reconocido "en espacios cerrados o con aglomeraciones sí que serían útiles pero... si tu vuelves a decir 'mascarillas para todos', vas a tener a un grupo en contra importante".

Como ha reflexionado: "Es ya más un asunto de responsabilidad personal. Uno sabe qué hacer o no si tiene el virus o si tiene sospecha de tenerlo".

Aún así, finaliza, "hay conductas que han venido para quedarse, como por ejemplo, el uso de las mascarillas en ciertos espacios, como el que lleva guantes cuando tiene frío o sombreros... sea como sea hay que tener libertad para poder hacer lo que uno crea conveniente siempre y cuando no moleste al otro. La libertad es fundamental".