scorecardresearch

Bosonit, en la mejora de la gestión del agua en el campo

Feli Agustín
-

La compañía riojana «digitalizará la agricultura» y elaborará modelos predictivos para SOS-Agua-XXI, que recibirá 6 millones de fondos europeos y está liderado por Sacyr

El objetivo es investigar soluciones tecnológicas sostenibles y eficientes para desarrollar estrategias de gestión del tratamiento de los recursos hídricos en agricultura. - Foto: El Día

A la espera de comenzar la construcción de su centro de alto rendimiento en el casco antiguo de Logroño, cuyo inicio confían en que se produzca en el primer semestre del año, la empresa riojana Bosonit sigue expandiendo sus áreas de actuación en diferentes campos. Así, participará en el proyecto SOS-Agua-XXI. Sostenibilidad y Agricultura en el siglo XXI, cuyo objetivo  es garantizar la calidad y cantidad de recursos hídricos y adaptar y preparar al sector agrícola español para combatir su progresiva escasez y los efectos del cambio climático.

 Óscar Ruiz Chicote, responsable de Elliot Cloud, firma del grupo Bosonit  para la gestión de industrias e infraestructuras, detalla que el objetivo del proyecto es investigar soluciones tecnológicas «sostenibles y eficientes» para desarrollar estrategias para la gestión del tratamiento de los recursos hídricos en el sector de la agricultura.

«La ONUya ha alertado  de que en los próximos años se va a duplicar la producción de alimentos, lo que elevará la demanda de recursos naturales, circunstancia que hace imprescindible una agricultura mucho más eficiente en el consumo de agua», explica Ruiz, que destaca que es un bien que «cada vez escasea más» y es fundamental garantizar en un mundo inmerso en el cambio climático. 

«Hay que comenzar a aplicar soluciones tecnológicas para lograr una agricultura moderna», añade el responsable de Elliot Cloud, que informa de que el proyecto tiene un importe de ocho millones de euros, de los que seis millones ha concedido el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), la entidad pública dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, que promueve la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas, provenientes de los fondos europeos Next Generation.

Predicción y prevención. La participación de Bosonit, a través de Elliot. se centra en la «digitalización de la agricultura», esto es, va a desarrollar a través de inteligencia artificial y big data modelos predictivos de consumo de agua y energía para anticiparse a los efectos del cambio climático, la prevención de posibles inundaciones, los efectos que causan en las infraestructuras agrícolas para mejorar su conservación o  la gestión de los recursos hídricos de la manera más sostenible, entre otras funciones .

Otro prisma que va a abordar el proyecto SOS-Agua-XXI es la implementación de procedimientos  para reutilizar el agua de riego que ha sido  afectada previamente por el uso de pesticidas o fertilizantes. «Si regeneras el agua y la vuelves a emplear para regar, necesitarás menos recursos hídricos», constata Ruiz Chicote, que apunta que este proyecto va a tener como focos principales de actuación Extremadura y Murcia.

Además de Bosonit, participan en el proyecto liderado por Sacyr Agua, empresas de diferentes ámbitos, como Valoriza Medioambiente (también del grupo Sacyr),  Tepro, Regenera, Aeromedia,  föra forest technologies  y Aqua Advise. 

El consorcio  cuenta con los grupos de investigación Instituto Universitario del Agua y de las Ciencias Ambientales de la Universidad de Alicante, la Universidad de Salamanca, la Universidad Politécnica de Cartagena, el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Alicante, un grupo mixto de economía de las Universidades de Alicante y Alcalá de Henares y la Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía, centro tecnológico vinculado a la Universidad de Sevilla.

Elliot, explica su responsable, se ha convertido en referencia mundial en el campo de tecnología del agua, y ya trabaja en Brasil, donde se encarga de gestionar, monitorizar y controlar los sistemas del agua de la Compañía de Saneamiento Básico del Estado de São Paulo, Sabesp, considerada por su volumen una de las mayores empresas de saneamiento del mundo en términos de población atendida, al abastecer a 28,1 millones  y recoger aguas residuales de 24,5 millones.