scorecardresearch

YMCA echa muchas manos durante la pandemia

El Día
-

La organización reorienta su actividad frente al Covid-19 con atención social y de empleo, captación de fondos y apoyo a las residencias de mayores para cubrir sus necesidades de personal

Personal de YMCA con material del Banco de Alimentos. - Foto: El Día

Resulta indudable que cuando la pandemia sea un mal recuerdo, la sociedad tendrá aún una deuda impagable con un buen número de colectivos profesionales y sociales que se han implicado de manera especial en la atención a los damnificados por el virus. En la mente de todos están los sanitarios, las trabajadoras y trabajadores de residencias de mayores, fuerzas de seguridad, servicios públicos...pero también organizaciones benéficas y filantrópicas que tienen en su esencia la ayuda a los demás, y que simplemente han reorientado su actividad hacia la urgencia sanitaria y social del momento.  

 

Una de ellas es YMCA en La Rioja, que no ha sido ajena a la situación de confinamiento provocada por el Covid-19 y se ha adaptado y ha seguido desarrollando muchos de los programas y acciones que hasta el 16 de marzo venía realizando de manera presencial. Eso sí, se ha visto obligada a amoldar su funcionamiento a las circunstancias del estado de alarma y el grueso de su actividad ha pasado de realizarse de forma presencial a hacerlo de manera telemática en sus centros de Logroño y Haro. Esta nueva situación, como en el conjunto del país, ha significado entrar de lleno en el espacio virtual y de la virtualidad; «pero YMCA siempre ha mantenido la esencia de la atención presencial y personal con la que desarrolla todas las atenciones y acciones, lo que ha supuesto un esfuerzo por parte de todo el equipo técnico para mantener esa cercanía dentro de la distancia física de la atención telemáticas que se está realizando», explican desde esta organización filantrópica.

 

A lo largo de estos meses de confinamiento, el personal de YMCA La Rioja ha atendido a 523 personas (menores, jóvenes y adultos), 291 de ellos en los diferentes programas de empleo y 232 en las acciones de intervención social.
Además, se han repartido seis toneladas de alimentos con destino a 120 familias con dificultades económicas, una ayuda que ha llegado a 423 personas. Y la labor social de la organización  no queda ahí. Una de las acciones no menos importantes en la lucha contra la crisis sanitaria que YMCA ha desarrollado, en colaboración con la Consejería de Servicios Sociales y a la Ciudadanía del Gobierno de La Rioja, ha sido ayudar a cubrir las necesidades de personal que se han ido generando en las residencias de personas mayores por toda La Rioja como consecuencia de la pandemia. 


Para ello, YMCA ha gestionado esta colaboración desde sus bases de usuarios inscritos en las acciones y además ha desarrollado una campaña en redes sociales con el fin de captar más candidatos.  Desde la asociación, se ha realizado toda la primera parte del proceso de selección de candidatos, como el contacto con estas personas, el envío de currículum vitae, filtrado de los mismos, preselección para envío.  El balance es positivo, porque desde la organización han atendido 108 ofertas en 18 residencias e insertando a 49 personas en nueve residencias, un 45.03 por ciento de éxito. «Nuestra intervención se ha focalizado principalmente entre el 29 de marzo y 21 de abril.

 
Los responsables de esta organización destacan la actitud positiva de las propias personas que se han ofrecido para poder trabajar, dada la situación que se estaba viendo por la pandemia. «Hay que reconocer que además de una acción de trabajo se ha puesto de manifiesto esa solidaridad hacia un sector de la población con es el de las personas mayores». 

 

Captación de fondos. A nivel nacional, YMCA ha lanzado una campaña de ayuda de emergencia para familias. Para ello, se ha puesto en marcha una campaña de captación de fondos destinados a las paliar las necesidades básicas de las familias. Y es que la situación que está dejando la crisis sanitaria en muchas familias no es fácil. El objetivo es apoyar la reducción de la brecha social que está provocando y agrandando la crisis por la pandemia. Hasta la fecha, gracias a esta campaña se han recaudado 114.000 euros en toda España. 


Además, la asociación de fotoadictos de La Rioja ha colaborado con su aportación económica a través de un acto benéfico a través de las redes sociales Instagram y Facebook. Durante dos semanas, se publicaron diariamente fotografías exclusivas de autor que podrán adquirirse mediante una donación. Gracias a estas ayudas, 516 familias están recibiendo apoyo económico para comprar alimentos y productos de higiene y limpieza, 90 han podido hacer frente al pago de suministros o al alquiler del hogar y 150 familias han retomado el curso escolar de sus hijos gracias a esta iniciativa.