Paniego: "Sin apoyo es como tirarnos a la piscina sin red"

El Día
-

El cocinero riojano, tres estrellas Michelín, asume que "el futuro inmediato" que le espera al sector "no es nada halagüeño" por falta de apoyo a la hostelería

Francis Paniego, cocinero del Echaurren - Foto: Ingrid Fernández

El cocinero riojano Francis Paniego ha afirmado que la falta de apoyo a la hostelería y a la restauración, para hacer frente a la situación generada por la Covid-19 en estos sectores, supone "tirarlos a la piscina del caos sin red".

Paniego, que tiene tres estrellas Michelín (en dos restaurantes) ha lanzado un mensaje en sus redes sociales en el que se dirige, explica, a sus compañeros de profesión, a los que les dice que "el futuro inmediato que le espera a nuestro sector no es nada halagüeño", según recoge Efe.
Francis Paniego, en la cocina del restaurante Echaurren, en Ezcaray.Francis Paniego, en la cocina del restaurante Echaurren, en Ezcaray. - Foto: Ingrid
Asegura que el motivo, para él, de ese futuro poco esperanzador "está claro· y es que "el uso de la mascarilla es incompatible con dar de comer y beber" y considera que "hemos de admitir esa realidad que señala directamente a nuestra actividad frente a otras que no precisan quitarse la mascarilla".

Por ello considera "incomprensible" que en esa situación "no se hayan decretado primero las ayudas, agilizado el crédito, aprobados ERTES sin condiciones, se gestionen arbitrajes de los alquileres y no se hayan aprobado los aplazamientos de deudas por ley".

Si esas medidas no llegan "tiene pinta de que nunca llegarán", el sector "solo puede prepararse guardando el remanente de caja, si es que lo hay" y "refugiarnos para pasar el frío invierno".

En esta línea, cree "terrible" la realidad de que "cuando pase todo esto, solo quedará hacer el recuento de los que cerraron y nunca más volverán o volveremos a abrir" y expresa su "respeto y homenaje" para quienes se encuentren en esa situación.

Alude, por último, a "la poca sensibilidad que se aprecia no solo de quienes nos gobiernan, sino también por una parte no menos importante de opiniadores gastronómicos" que "se han pasado estos meses criticando la desunión del gremio y siendo contrarios a nuestra actitud crítica con quien nos está abocando a la miseria total".

"Es muy fácil ser equidistante cuando solo se es juez, pero no se es parte", afirma Paniego, que reclama "una disculpa" aunque esa actitud será difícil de olvidar".

"Hoy a nuestros compañaeros hosteleros solo cabe consolarnos con el abrazo de que nos debemos dar todos y con el cariño de miles de clientes incondicionales que están mostrándonos su adhesión con hechos", concluye la reflexión del restaurador riojano.