scorecardresearch

Anuncian la pronta licitación del enlace de Lodosa

El Día
-

La conclusión de la ronda sur en 2024 deja la vía preparada para el fin de la concesión de la AP-68

La presidenta comprobó, junto a la delegada del Gobierno, la marcha de las obras en la ronda sur de Logroño. - Foto: Óscar Solorzano

Una de las grandes carencias de las carreteras de La Rioja Baja se verá tras años de reclamaciones solventada con la «inminente» licitación de las obras contempladas en el proyecto de conversión a enlace completo del de Lodosa en la AP-68, en los términos municipales de Lodosa y Ausejo por 4,5 millones de euros.

Así lo anunció ayer la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, durante la visita a las obras de la ronda Sur de Logroño (a su paso por Navarrete) junto a la presidenta del Gobierno regional, Concha Andreu, la delegada del Gobierno riojano, María Marrodán, y el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza.

Esta actuación mejorará la funcionalidad y movilidad del corredor viario formado por la autopista AP-68 y la carretera N-232. El actual enlace, situado en el entorno del kilómetro 164 de la autopista AP-68, es un enlace unidireccional cuya configuración actual solo permite los movimientos en sentido Zaragoza, contando con dos ramales hacia y desde Zaragoza, que conectan con la carretera autonómica LR-123 hacia Pradejón y El Villar de Arnedo, y con la carretera autonómica NA-123, hacia Sartaguda y Lodosa.

Al tener esta configuración, el acceso de las poblaciones del entorno del enlace (El Villar de Arnedo, Lodosa o Pradejón) a la autopista AP-68 en dirección Logroño/Bilbao se realiza actualmente a través de otro enlace ubicado en Agoncillo, que se encuentra a 20 kilómetros del enlace de Lodosa. Esta situación se corregirá con la ejecución de este proyecto, explicó la ministra, que comprobó el avance de las obras de la ronda sur, que tienen un presupuesto de 111,8 millones de euros y que permitirán mejorar la movilidad cotidiana, «la permeabilidad y conectividad de la zona».

Esta obra se prolongará, según el plazo de ejecución inicial, hasta abril de 2024, con lo que dejará la vía preparada para el momento en el que finalice la concesión de la AP-68, previsto en noviembre de 2026. Para entonces se construirán nuevos enlaces en Arrúbal (para conectar con la N-232 y el polígono industrial El Sequero), Villamediana (hacia el este de Logroño y el Hospital San Pedro), Lardero (a la N-11) y Navarrete, para conectar con la N-120 y la LO-20.