scorecardresearch

Cuatro estrenos en Primera RFEF al límite

M. A. G-S.
-

La UDL flojea aunque Aguilá ya ha hecho debutar a Daza, Andoni, Villos e Iñigo

Villoslada, el último en debutar. - Foto: Óscar Solorzano

Albert Aguilá dirigió el sábado su cuarto encuentro como técnico de una Unión Deportiva Logroñés que, tras su tres derrotas consecutivas ante Racing,Ferrol y Dépor, cae hasta la sexta plaza. Pese a la mala dinámica que arrastra el conjunto riojano (tres puntos de doce en la era Aguilá o cuatro de 18 en el último mes y medio), los blanquirrojos dependen de sí mismos para alcanzar el objetivo de mínimos de la temporada: luchar por la fase de ascenso. 

Mientras que muchos aficionados suspiran por que la temporada toque a su fin, el Coruña los futbolistas también dieron sensación de agotamiento. Eso sí, la cita coruñesa fue especial para Iván Villoslada (Logroño, 2022), conocido como Villos, y que debutó en el fútbol profesional en uno de sus templos:Riazor.

El canterano, que al contrario de los jugadores que le han precedido lleva más de una temporada en la entidad, tuvo catorce minutos para tratar de aumentar la competitividad de un equipo rendido desde el pitido inicial.

En ese mismo encuentro su compañero en el filial Andoni Pérez (Sestao, 2000) también tuvo minutos. Para éste fue su segundo partido con el primer equipo, después de que debutara ante el Racing de Ferrol.

Estos dos son los últimos futbolistas del Promesas llamados a filas por Albert Aguilá que, en la primera jornada, se la jugó conÁlex Daza (Alcalá de Guadaíra, 2002) en portería y con Iñigo Sánchez (San Sebastián, 1999).

El portero andaluz, en ausencia de Serantes, se ha consolidado bajo los palos, relegando a Miralles a la suplencia. El meta llegado el pasado verano a la entidad suma cuatro encuentros en los que ha encajado seis goles. Con el Tudelano mantuvo a cero su portería, con el Racing recibió uno, mientras que ante el Ferrol encajó dos y con el Deportivo, tres. Pese a su fallo ante los ferrolanos, Aguilá sigue confiando en él. Ante el Dépor, y aunque en el primer tanto se muestra un tanto contemplativo, fue de los mejores, parando incluso un penalti.

Contra el Tudelano también se estrenó Iñigo Sánchez, como suplente, siendo protagonista en el 1-0 anotado por Guarrotxena a remate de Rodri. Posteriormente jugó en El Sardinero, compaginando su participación en el primer equipo y en el filial.

A estos cuatro debutantes hay que sumar Noé Ela (Madrid, 2003), juvenil que ya se estrenó con Mere Hermoso que le hizo debutar con el primer equipo sin pasar por el filial.

La presencia habitual de estos jugadores en las convocatorias blanquirrojas pone en entredicho la profundidad de la plantilla logroñesa que llega a la recta final de curso sin un delantero centro apto toda vez que Aridane y Rodri están lesionado, sin diagnóstico y sin fecha de regreso. Las bajas, conjugadas con el mal momento de forma de muchos de los integrantes del primer equipo, han obligado aAlbert Aguilá a tirar de un filial que por ayudar al primer equipo se ha complicado su permanencia en Segunda RFEF, categoría que alcanzaron el pasado 30 de mayo, el mismo día que se consumó el adiós de la UDL al fútbol profesional.