Al rojo vivo

M. A. G-S.
-

A falta de quince puntos por repartirse, y con seis duelos directos por resolver, nueve son los equipos implicados en la lucha por la permanencia; cuatro perderán la categoría el 30 de mayo

Paulino, en el partido ante el Almería, rival ante el que los riojanos festejaron su primer triunfo. - Foto: Antonio Corral

Los lunes han dejado de ser el día de descanso futbolero y con la reorganización del calendario el primer día de la semana está abonado al sufrimiento para muchos aficionados. Los resultados del pasado lunes (victorias de Sabadell y Alcocón) han llenado de zozobra a otras siete aficiones de Segunda que se preparan para un final de mes cargado de emoción por todo lo bajo. 

El año pasado el Deportivo dijo adiós al fútbol profesional con 51 puntos. Fue una puntuación elevadísima. Todo el mundo convino en septiembre que esta cifra no se iba a repetir aunque, a falta de cinco jornadas, queda claro que nadie se salvará con 45 puntos. Los resultados del Sabadell, que ha ganado sus últimos dos partidos en casa, y del Alcorcón, el mejor de los nueve de abajo en las últimas cinco fechas ligueras, obligan a recalcular las cuentas de la permanencia.

La Unión Deportiva Logroñés suma 41 puntos y la gran mayoría de sus seguidores considera que, tras sumar solo un empate ante Cartagena y Castellón, necesitará al menos dos victorias y un empate para salvarse.

Último sprint. Si nos atenemos a los resultados del último mes de liga, hay que reconocer que todos los de abajo, con dos o tres excepciones, han sumado puntos de permanencia.

Al que mejor le ha ido ha sido al Alcorcón, equipo desahuciado al término de la primera vuelta pero que vuelve a respirar fuera del descenso tras su triunfo en el Belmonte (0-1). Los del Sur de Madrid han totalizado 9 puntos de sus últimos quince. El mejor de todos los de abajo.

Con 8 puntos de quince posibles figuran un notable grupo de equipos entre los que figuran los de Sergio Rodríguez, Cartagena, Castellón, Zaragoza y Sabadell.

Aunque todo apunta a que el Oviedo no tendrá problemas en alcanzar la salvación, a los ovetenses como repitan los números del último mes se les va a hacer cuesta arriba el final de temporada. El equipo de Ziganda sólo ha conseguido un triunfo (en El Molinón) y dos empates en las últimas tres jornadas.

El Albacete, virtualmente sentenciado, ha conseguido cuatro puntos en las últimas cinco fechas ligueras. Su futuro parece lejos del fútbol profesional.

El peor de todos, sin duda ha sido el Lugo, entidad que ya ha devorado cuatro entrenadores. El viernes estuvo a punto de poner fin a su racha de partidos sin ganar. Lo evitó Cristian Álvarez en el 97. El 2-2 final evita el colapso total en la zona baja de la tabla.

Seis duelos directos. 48 puntos es la cifra a alcanzar por los nueve implicados en la permanencia aunque los seis duelos directos que faltan por dilucidarse pueden aclarar las cuentas.

Este fin de semana se resolverán dos choques entre cuatro protagonistas del descenso: Oviedo (44 puntos)-Sabadell (40)y Cartagena (39)-Castellón (41).

En la jornada 39, no hay porfía entre necesitados pero sí lo habrá en la 40, en la que de nuevo hay tres duelos entre los últimos: Alcorcón (41)-Sabadell (40), Zaragoza (43)-Castellón (41) y Albacete (33)-Lugo (37). Es muy probable que para cuando tenga lugar este encuentro, manchegos y lucenses estén condenados y con pie y medio en la futura Primera RFEF. En la penúltima jornada liguera tendrá lugar el último choque entre el Lugo (37) y el Cartagena (39). 

Lo que queda. Reseñados los enfrentamientos directos queda por vislumbrar el futuro a corto plazo de los nueve equipos de abajo. Ninguna tiene un calendario sencillo camino de una permanencia tan cara como casi siempre.

El Oviedo (44 puntos), a tres del Tenerife que no está salvado aunque nadie lo da como candidato al descenso, afronta su primera final esta jornada ante el Sabadell.Después se medirá a Málaga, Rayo, Mirandés y Tenerife, con tres partidos en el Tartiere y dos fuera. Sus tres últimos rivales nada se juegan.

El Zaragoza, con 43 unidades, tiene un calendario envenenado con Espanyol, Las Palmas, Castellón, Mallorca y Leganés. Nadie quisiera la agenda de los maños pero puede que los partidos contra Mallorca y Leganés, segundo y cuarto, no tengan incidencia en la clasificación. Eso sí, este fin de semana reciben a un Espanyol que quiere festejar el ascenso en La Romareda.

Con 41 puntos aguarda el Alcorcón, el rey de los enfrentamientos directos en la segunda vuelta. El conjunto alfarero se verá las caras con Las Palmas, Mallorca, Sabadell, Girona y Espanyol. En frío, parece el calendario más complicado aunque los del Sur de Madrid han demostrado saber competir con toda la presión en su contra.

Con 41 unidades figura también la Unión Deportiva Logroñés que, tras encadenar una racha muy positiva de cinco resultados útiles, sólo ha sido capaz de defender un punto de los últimos seis en juego.

A los de Sergio Rodríguez, que no podrá contar el domingo ante el Girona con Olaetxea, y que tiene a Iñaki, Andy y al propio Lander apercibidos de sanción, les queda una recta final complicada con Girona, Leganés, Fuenlabrada, Almería y Las Palmas. El desempeño de los blanquirrojos en las próximas dos jornadas puede marcar el devenir del equipo que lleva desde noviembre sin entrar en descenso pero que ve la amenaza de la Primera RFEFa solo un punto.

El Castellón (41) tampoco lo tendrá sencillo con Cartagena, Ponferradina, Zaragoza, Rayo y Málaga en el horizonte. Como a los riojanos, el encuentro en el Cartagonova puede condicionarles.

El Sabadell, con 40, no gaba casi nunca en la Nova Creu Alta pero lo hizo ante el Mallorca y el Rayo de forma consecutiva. Los vallesanos sueñan con la permanencia. En su perspectiva liguera se toparán con Oviedo, Tenerife, Alcorcón, Ponferradina y Mirandés. No es fácil pero no es de los más difíciles.

El Efesé, con 39, tampoco lo tendrá sencillo. Castellón, Espanyol, Almería, Lugo y Girona serán sus jueces. A priori, es un calendario muy complicado mas ganando al Castellón y Lugo seguirán soñando con la salvación.

El Lugo, penúltimo con 37, necesita casi un pleno para salvarse. Sporting, Mirandés, Albacete, Cartagena y Rato sellarán su destino. Con cuatro victorias podrían aferrarse a Segunda.

Albacete, con 33, ha de ganar todo y esperar. Ponferradina, Almería, Lugo, Las Palmas y Fuenlabrada le aguardan.