El Gobierno riojano vigila los focos de riesgo de temporeros

El Día
-

Andreu ha explicado que las consejerías de Salud y de Agricultura controlarán las condiciones de los alojamientos de estos trabajadores, con el fin de evitar rebrotes en La Rioja

Temporeros trabajando en la viña durante la campaña pasada - Foto: Clara Larrea

La presidenta del Ejecutivo regional, Concha Andreu, ha indicado este martes que la Delegación del Gobierno está en contacto continuo con las consejerías de Salud y de Agricultura para controlar y vigilar las condiciones de alojamiento de los temporeros, con el fin de evitar rebrotes de COVID-19
Andreu ha hecho declaraciones a los periodistas en el Parlamento de La Rioja, entre los que se encontraba Efe, tras entregar el Acuerdo para la Reconstrucción Social y Económica a los portavoces de los grupos parlamentarios en la comisión de estudio para la recuperación económica y social tras la crisis de la COVID-19.
Ha recordado que, a finales de mayo, se detectó en La Rioja un brote de COVID-19 de un temporero que contagió a varios compañeros, por lo que se "vigilará" para que se garantice la seguridad sanitaria de estos trabajadores.
Tras el alta este lunes del último paciente de COVID-19 ingresado en el Hospital San Pedro de Logroño, Andreu ha manifestado su "alegría e ilusión tremenda" por no tener más enfermos hospitalizados.
Ha manifestado su preocupación por los rebrotes que se han producido en España y varios países de Europa, debido al movimiento entre fronteras y la falta de cuidado en la aplicación de las medidas de higiene y seguridad.
Por ello, ha expresado que hay que "tener respeto" porque la enfermedad sigue, aún "hay mucho riesgo", por lo que existe "tensión".
En relación a la concentración celebrada este lunes por los trabajadores del servicio de Urgencias del Hospital San Pedro, ha recalcado que "parece mentira que, durante años, se haya maltratado al personal sanitario".
Andreu ha asegurado que "esta es la primera vez, en años, que se contrata al suficiente personal sanitario para sustituir las vacaciones y los descansos de los profesionales sanitarios mediante 26 contrataciones, que seguramente sean pocas".