Barça y Sant Cugat bajan a la Superliga Femenina 2

M. A. G-S.
-

La Comisión Delegada sube a la elite a Emevé y Vall d'Hebrón, aplaza el título del May Deco y posterga el ascenso del D'Elhúyar a la Primera femenina

El Sant Cugat, en la imagen en un partido en El Ferial, acompaña al Barça en el descenso a Superliga 2. - Foto: RFEVB

La Comisión Delegada de la Federación Española de Voley afrontó una de las patatas calientes de la post-temporada: la resolución de los ascensos y descensos. 
La Superliga Masculina, a petición de los clubes, acabó sin descensos y con la promoción a la elite de Boiro y Barça. En la Superliga Femenina de la 2019-20 serán doce los equipos en competición. Emevé y Vall d’Hebrón ascienden a la elite y lo hacen a costa de Barça, último clasificado, y del Sant Cugat, penúltimo y que, a falta de dos jornadas para la conclusión de la liga regular, aún no estaba descendido matemáticamente. Esta decisión se tomó con nueve votos a favor, tres en contra y una abstención.
La Comisión Delegada aún no ha decidido qué hacer con los títulos de Almería, Superliga Masculina, y May Deco, Superliga Femenina. El Voley Logroño ya ha adelantado que recurrirá ante el Consejo Superior de Deportes cualquier decisión que le prive del título de campeón.
Otro club logroñés también deberá esperar para conocer su futuro. Se trata del D’Elhúyar que aspira a una de las diez plazas de ascenso en Primera, tercera categoría del voley femenino. Las riojanas eran segundas de su grupo y ya estaban clasificadas para la fase de ascenso cuando se suspendió la competición.