scorecardresearch

Hacienda ingresa un 12% más los dos primeros meses

Feli Agustín
-

La subida del IPC se nota en los ingresos netos de la Agencia Tributaria en enero y febrero, que pasan de 182,5 millones a 207, sobre todo debido al IVA

Sede de la Agencia Tributaria en Logroño. - Foto: Óscar Solorzano

La Hacienda española sigue recuperándose después de la caída que experimentó en 2020, una mejoría a la que están contribuyendo la subida de la inflación, aupada por la escalada desde hace varios meses del precio de la energía, al que las últimas medidas del Gobierno intentan minorar. Según el indicador adelantado, el IPC experimentó en marzo una subida del 9,8% en nuestros país,  -hay que esperar unos días para confirmar la cifra y conocer los datos por autonomías-, pero es probable que el incremento en La Rioja sea mayor, pues cerró febrero con un aumento del 8,1%, medio punto más que la media nacional.

De momento, los dos primeros meses del año, los últimos que recoge la Agencia Tributaria, Hacienda registró una subida de la recaudación en nuestro país de un 21,4% sobre el año pasado, gracias principalmente al IVA, que aportó la mitad del crecimiento. En relación a los niveles del periodo inmediatamente anterior al confinamiento (enero-febrero de 2020), la recaudación de 2022 es un 17,7% superior. 

En el caso de La Rioja, los ingresos netos de la Hacienda estatal han ascendido a 206,9 millones, con una subida de alrededor de un 12% respecto a los 182,6 millones de 2021, que arrojaron una cifra ligeramente superior a los 117,9 de los dos primeros meses de 2020, los previos a la declaración del estado de alarma.  Es esta comunidad, al igual que en el conjunto del país, el IRPF y el IVA son los artífices de este incremento, pues entre el tributo que se aplica a la nómina y las pensiones y el impuesto de valor añadido suman 200,4 millones frente a los 180 de 2021.

Eduardo Rodríguez Osés, profesor de la UR, y doctor en Económicas y Empresariales, argumenta que el IPC es el elemento que explica el aumento de la recaudación. «El movimiento de una economía se produce por el consumo de los particulares, las empresas e, incluso del Estado», constata el profesor, que informa de que un 48% de los ingresos de Hacienda provienen de las retenciones del IRPF y un 46% del IVA.

Entiende que la situación de los precios tiene carácter «estructural», porque «hemos entrado en una segunda ola, en una dinámica de contagio, y donde las empresas irremediablemente tienen que trasladar la subida a los consumidores», razona.

Argumenta que asistimos a un escenario económico de  muchos desequilibrios, con la ruptura de la cadena de materias primas, en un escenario de guerra con precios de la energía disparada y con unos niveles de déficit público «elevadísimos», que  también obedecen a la «ineficacia» del gasto público. En este aspecto, reflexiona que  los Perte «no inciden en la generación de riqueza y valor» y tienen un carácter meramente cosmético. «Los cambios son muy ligeros,  más de publicidad que de contenido y las pymes no están sintiendo que les lleguen este tipo de fondos», argumenta, al tiempo que destaca que «nuestra economía necesita muchas más cosas que le turismo».