scorecardresearch

El antiguo dueño de Palacios negocia la compra de Garnica

Feli Agustín
-

El actual propietario, ICG, que paralizó la venta tras el estallido de la guerra de Ucrania, traspasaría así la compañía riojana al fondo norteamericano Carlyle por unos 500 millones

Planta de Garnica en Baños de río Tobía . - Foto: Óscar Solorzano

Garnica Plywood, compañía de origen riojano, líder mundial en la industria del contrachapado, parece que esta cerca de cambiar de manos. Su accionista mayoritario, el fondo de inversión de origen británico Intermediate Capital Group (ICG), negocia con otro fondo, Carlyle, su venta por algo más de 500 millones de euros.

ICG, el equipo directivo y la familia Garnica adquirieron en el verano de 2017 el grupo industrial Garnica a Qualitas Venture Capital, que había sido el socio mayoritario de la compañía desde el año 2006.

El grupo británico sacó a la venta la firma riojana en septiembre de 2021, una operación con valoraciones que superaban los 500  millones, y que hubo de paralizar solo dos meses después por la crisis en el mercado de suministros.

Tres meses más tarde, cuando los responsables de la venta -un banco de inversión y un despacho de abogados- entendieron que el panorama estaba más estable, retomaron la venta. Era el pasado mes de febrero y, según la prensa económica,  el fondo soberano árabe Mubadala, propiedad del Gobierno de Abu Dabi, la gestora estadounidense HIG Capital, y los fondos PAI Partners y Bridgepoint, también con una extensa trayectoria inversora en España, se habían interesado por la firma maderera. 

Pero el estallido de la guerra de Ucrania obligó, de nuevo, a sus propietarios a cesar en su interés de desprenderse de la compañía maderera, que ha retomado recientemente, aunque parece que el mejor colocado para la compra es otro fondo. Sería, según publica el diario económico Expansión,  el fondo de capital riesgo norteamericana Carlyle, uno de los mayores del mundo, y que es bien conocido en los círculos económicos riojanos.  Con gran presencia en nuestro país -es el segundo máximo accionista de Cepsa-, volvería a jugar un papel importante en una de las grandes empresas que un día fueron de origen y capital riojano.

Carlyle entró en Arsys a finales de 2007, participación que vendió en 2013 ;se convirtió en accionista mayoritario del grupo Palacios en 2015, abandonando la empresa alimentaria en 2019; es propietario de Bodegas Bilbaínas desde hace  cuatro años. 

Garnica nació en 1941 en Baños de Río Tobía como serrería familiar y hoy se ha convertido en líder mundial en la industria del contrachapado. 

«Nuestro objetivo es sorprender a nuestros clientes, donde quiera que se encuentren en el mundo, con un producto extraordinario a través de un modelo de producción único basado en la sostenibilidad y en la innovación», afirma la web de la compañía.

Dispone de siete plantas, tres en La Rioja  (dos en Baños y una en Fuenmayor), dos en Francia, una en Valencia de Don Juan (León), además de Maderas de Llodio. Cuenta con 1.200 empleados, 650 clientes y prevé una facturación de 350 millones. Exporta el 90% de su producción a 45 países.