scorecardresearch

La calle Sagasta será de plataforma única y prioridad peatonal

El Día
-

Las obras de remodelación tendrán un presupuesto de 1,4 millones de euros y un plazo de ejecución de 8 meses

Imagen actual de la calle Sagasta. - Foto: Ingrid

El nuevo proyecto de la calle Sagasta, de Logroño, pretende que esta zona sea una plataforma única de prioridad peatonal pavimentada con adoquines de granito, aunque permitirá el tránsito del tráfico rodado en ambos sentidos, e incluye una zona de carga y descarga.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, ha presentado, este jueves, en una rueda informativa, las obras de remodelación de la calle Sagasta, que tendrán un presupuesto de 1,4 millones de euros y un plazo de ejecución de 8 meses, informa Efe. 

Caballero ha explicado que la calle Sagasta es el eje principal norte-sur del centro histórico, pero divide ese conjunto histórico por la mitad, ya que "mantiene diferenciada la calzada de las aceras tan estrechas, a diferencia del resto de calles de la zona que mantienen una plataforma única".

El proyecto nuevo, ha indicado, pretende recuperar el carácter urbano de esta calle principal del centro histórico mediante una plataforma única de prioridad peatonal, "algo que se intentó conseguir en plena pandemia de la Covid-19, pero no funcionó porque coincidió con las obra del Puente de Piedra".

"La calle Sagasta está rodeada de elementos de atracción cultural, social y comercial pero su configuración actual de aceras estrechas y tráfico de paso hace que sea una de las vías con menor atractivo", ha señalado.

En este sentido, ha detallado que la zona de esta calle comprendida entre Muro de la Mata hasta el cruce con la calle Hermanos Moroy estará pavimentada con adoquines de granito que presentarán una figura dentada que invita a mezclar la zona de rodadura con la parte que está pegada a fachada.

Con ello, "se pretende invitar a todas las personas a caminar por el centro reforzando ese carácter de prioridad peatonal", ha informado el concejal.

Este proyecto incluye una zona de carga y descarga en esa zona, la sustitución de las luminarias actuales por otras led y además y "se espera que los contendores se ubiquen en otras zonas o se use otro sistema de recogida de residuos".

Asimismo, ha informado de que el cruce con la calle Portales tendrá encastradas unas figuras metálicas, que tendrán la forma de la concha del Camino de Santiago, para continuar hacia el paso por calle Carnicerías y calle Mayor.

El resto del pavimento de la calle, ha añadido, seguirá con esa figura dentada para combinar los espacios, y en el centro de la calle estará la rígola, donde "se generarán los nuevos sumideros, aunque también servirá de eje para separar ambos sentidos de circulación, hasta llegar al Puente de Hierro".

Por otra parte, el concejal ha dicho que la calle mantendrá su regulación actual mediante la señalización S-28 que indica su carácter residencial de prioridad peatonal, "permitiendo al mismo tiempo el tránsito del tráfico rodado en ambos sentidos.

De esta forma, ·se integra esta vía en el centro histórico y se favorece que la calle Sagasta sea un eje de conexión norte-sur para los medios sostenibles de movilidad".

También ha informado de que la pavimentación de la calle se hará en piedra natural, adecuada al entorno del centro histórico, con la combinación de diferentes tamaños de adoquín de granito sobre solera de hormigón, "para soportar mejor el paso de los vehículos".

Por otro lado, Caballero ha asegurado que el vecindario y los comerciantes de la zona están "encantados" con esta intervención, ya que "es una calle sin mejoras desde los años 90".

Aunque ha reconocido que el vecindario del otro lado del Ebro sigue "preocupado" por el acceso a esta calle mediante vehículo motorizado, pero "se va a mantener la situación actual".

A pesar de esto, ha señalado que esta actuación pretende reducir la intensidad del tráfico y que "solo pasen por esa zona las personas que las necesiten".

El concejal también ha indicado que este nuevo proyecto no permitirá la colocación de terrazas, ya que "la anchura de la calle no lo permite".