scorecardresearch

El coste del sistema fue de 75,9 millones y generó 207 empleos

Feli Agustín
-

Atención a la dependencia ocupa a 2.643 personas y supone un retorno de 27,8 millones, con una tasa de recuperación del gasto público del 46,27%

Una trabajadora en un centro. - Foto: Óscar Salazar

El XXII Observatorio de la Dependencia elaborado por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales realiza también un estudio de las características económicas del sistema de dependencia, cuya financiación ha aumentado gracias al plan de choque  consensuado el año pasado entre el Gobierno de España, las comunidades y las organizaciones del sector en 623 millones. Con esta cuantía se pretende cumplir  varios objetivos: reducir la lista de espera y los tiempos de tramitación de las solicitudes; asegurar que las condiciones laborales de las personas que trabajan en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) son apropiadas; e introducir mejoras en los servicios y prestaciones que garanticen la atención adecuada de las personas dependientes.

De estos 623 millones, a La Rioja le han correspondido 6,5, de tal manera que los costes directos del SAAD por la gestión de las prestaciones y servicios durante el año 2021 se estiman en 75,9 millones , sin incluir los indirectos y demás gastos de gestión en los que pueda incurrir.

La comunidad autónoma aporta el 58,6% de esta cuantía, el 20,5% proviene del Estado y el 20,5% restante de los bolsillos de los usuarios mediante copago, en términos similares a la media nacional de otras comunidades.

Según el estudio, el promedio de gasto público por persona dependiente en La Rioja (6.733 €) se halla por encima de la media nacional (6.026 €) con la que arroja una diferencia de + 706,7 €dependiente/año y un diferencial del +11,7% como consecuencia del peso de los servicios generadores de empleo, como ayuda a domicilio, frente las prestación económica para cuidados en el entorno familia (PECEF) que representan apenas un 11.7%.

El sistema genera 27,8 millones provenientes de las cotizaciones a la Seguridad Social, IRPF de  los trabajadores o recaudación de IVA por los servicios prestados, con una tasa de recuperación del gasto público total del 46,27% de lo invertido, más alta que en el conjunto de comunidades autónomas, donde supone el 41,68%.

Empleo. El Sistema de atención a la dependencia genera en La Rioja más de 2.643 puestos de trabajo directos, recuperando el descenso observado en 2020, sin poderse acercar aún a los niveles de 2019. Con la ayuda extraordinaria del Plan del Choque por el que La Rioja recibió 6,5 millones, generó el pasado año 207 nuevos puestos de trabajo, si bien de haberse repuesto los niveles de todos los servicios previos a la pandemia debería haber alcanzado la cifra de 287. La inversión realizada genera en La Rioja 44,1 puestos por millón, frente a los 40,4 que supone en el resto de España, como consecuencia de la apuesta de la comunidad autónoma por los «servicios» frente a las  PECEF.

El aumento del empleo, señala, no se puede entender sin el incremento  paralelo que se ha producido en la ayuda a domicilio que atiende a cerca de 3.500 dependientes, siendo la prestación más utilizada en La Rioja.