scorecardresearch

Sonrisas de Fe, entre las 10 mejores organizaciones españolas

Europa Press
-

La organización ha querido resaltar que la ayuda de La Rioja fue la impulsora para comenzar esta ayuda a Ucrania

Algunas de las refugiadas ucranianas acogidas. - Foto: Sonrisas de Fe

La ONG Sonrisas de Fe ha sido reconocida entre las diez mejores organizaciones españolas. Como recuerdan en un comunicado de prensa, el 21 de febrero del 2020 se fundó en Asturias la ONG Sonrisas de Fe, ubicando su sede central en Oviedo.

Y en estos dos años y tres meses su fundador y presidente Jonathan Hergueta López, ha llevado a la institución hasta el reconocimiento de ser una de las diez mejores organizaciones españolas en gestionar crisis humanitarias. Destacada en tercera posición en la lista de TechSoup, emitida por El Confidencial.

"Desde palear los estragos de la pandemia con sus donaciones de material sanitario a los hospitales, hasta lidiar con las guerras de Myanmar y de Ucrania, en esta última transportando alimentos y
medicinas a la frontera con Polonia, además de rescatar y acoger a un promedio de 2.000 refugiados. De los cuales más de 150 han sido acogidos en La Rioja", afirman desde la organización.

Además la organización ha querido resaltar que la ayuda de La Rioja fue la impulsora para comenzar esta ayuda a Ucrania. Desde recogidas de alimentos en Logroño, hasta furgonetas cedidas por parte de ciudadanos de diferentes puntos de La Rioja. El fundador de la organización afirma que La Rioja fue la primera en movilizarse con ellos.

La ONG Sonrisas de Fe es una organización católica que provee ayuda humanitaria, impulsa la educación gratuita, y se dedicada a promover los intereses de las personas enfermas y hospitalizadas, especializada en cuidar el estado mental de pacientes y sanitarios.

Ofrecen acompañamiento a personas hospitalizadas y garantizan una educación a los menores hospitalizados, proporcionándoles clases particulares gratuitas para que no pierdan el curso escolar.

La organización también es conocida por sus eventos sorpresa en los hospitales, llevando a personalidades públicas o realizando espectáculos para alegrar los hospitales.

Actualmente están realizando rescates para salvar de la guerra en Ucrania a mujeres y niños, yendo a por ellos a la frontera de Ucrania con Polonia para después traerlos y proporcionarles un hogar en
España. El fundador de la entidad, Jonathan Hergueta, cuenta que están gestionando las operaciones de rescate en conexión con la embajada de Ucrania, desde donde les ayudan con los puntos
estratégicos de seguridad.

"Cuando las mujeres y los niños consiguen atravesar Ucrania para llegar a Varsovia, nosotros ya tenemos los autobuses y las furgonetas esperándoles para traerlos a España, donde les tenemos preparados un hogar para que puedan vivir tranquilamente. Y una vez están a salvo en suelo español les regalamos una estampa de la imagen de la Divina Misericordia donde pone 'Jesús, confío en ti', para que nunca olviden que han sido ayudados por Dios, y que nosotros sólo somos
instrumentos en sus manos", explica Hergueta.

La ONG Sonrisas de Fe elegida como una de las diez mejores organizaciones españolas- Hasta el momento ya han salvado a un promedio de 2.000 refugiados de la guerra ofreciéndoles un
hogar para vivir en España, gracias a las familias de acogida que se han mostrado voluntarias para dejar sus segundas residencias o para acoger en sus propias viviendas.

Además, están llevando a cabo "una importante labor logística" en la cual desde "Sonrisas de Fe", transportan medicinas y otros materiales necesarios hasta Polonia en furgonetas y autobuses, para a la vuelta, trasladar a España a más refugiados para poder dar un hogar a esas mujeres y niños que se han visto obligados a huir de Ucrania.

"Nosotros toda la ayuda que estamos ofreciendo es de forma directa, con recogidas de comida, con empresas de transporte que nos dejan sus autobuses y con farmacéuticas que donan los medicamentos, y es por ello que no aceptamos donaciones económicas para lidiar con este conflicto. Nosotros trabajamos sin recibir ni un solo euro por la ayuda que prestamos, pero lo que sí recibimos es el amor de las personas a las que ayudamos, que sin duda es lo más gratificante".

"Y qué mejor recompensa que estas personas puedan ver el amor de Dios a través de nuestra ayuda humanitaria. Porque sin duda todo lo que estamos haciendo es gracias a Dios, y gracias a Él podemos ayudar a las personas enfermas o sin recursos que necesitan de esta ayuda para que sus vidas puedan ser un poco mejor", ha resaltado Jonathan Hergueta.