scorecardresearch

Ratificada la prisión permanente para la madre de Carolina

El Día
-

Las Sala de lo Civil y Penal rechaza el recurso presentado por la defensa de Andriana Ugueto contra la sentencia de la Audiencia, que la condenó por el asesinato con alevosía de su hija, de 5 años, en un hotel de Logroño el 26 de enero de 2020

La madre de Carolina, durante una de las sesiones del juicio. - Foto: Ingrid

El Tribunal Superior de Justicia de La Rioja (TSJR) ha ratificado la pena de prisión permanente revisable para Adriana Carolina Ugueto Flebes, como autora del asesinato con alevosía de su hija Carolina, de 5 años, en un hotel de Logroño el 26 de enero de 2020.

Esta sentencia del TSJR, a la que ha tenido acceso Efe, se ha producido después de que su Sala de lo Civil y Penal haya rechazado el recurso presentado por la defensa de la condenada contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Logroño.

El recurso rechazado consideraba que se pudo producir un quebranto de las garantías constitucionales de Ugueto por una serie de defectos en la proposición del objeto del veredicto y una infracción en la calificación jurídica de los hechos.

La sentencia de la Audiencia Provincial, del pasado mes de marzo, impuso la pena de prisión permanente revisable y el fallo recogía el veredicto de culpabilidad del tribunal con jurado, celebrado entre el 31 de enero y el 17 de febrero últimos.

La abogada Alicia Redondo, quien ejerce en este proceso judicial como acusación popular en representación de la Asociación Clara Campoamor, ha indicado este viernes a Efe su "satisfacción" por este fallo del TSJR.

Supone que "se ha hecho de nuevo justicia a Carolina por segunda vez, primero en la instancia de la Audiencia Provincial y ahora en la del Tribunal Superior".

"Estoy muy contenta, confiaba en que el TSJR ratificara la sentencia de la Audiencia Provincial, pero había que esperar a conocer el fallo, contra el que cabe un recurso ante el Tribunal Supremo. Seguimos confiando en la justicia", ha subrayado Redondo.

El fallo de la Audiencia Provincial considera probado que la acusada y su madre, quien apareció ahogada en el Ebro a su paso por Logroño el 28 de enero de 2020, decidieron un plan conjunto para poner fin a sus vidas y, además, acabar con la de la menor.

El 26 de enero de 2020 se desplazaron desde Haro (La Rioja), donde vivían, hasta un hotel de Logroño, donde la acusada o su madre, "con plena conformidad de ambas, aceptando cada una los actos de la otra", suministró a la menor el medicamento "lormetazepam", en una dosis tal que la niña quedó en un estrado profundo de sedación.

Después, presionó la boca y la nariz a la menor, quien "no tuvo ninguna posibilidad de defenderse", hasta cortarle la respiración y acabó con su con vida por asfixia mecánica por sofocación por obstrucción de vías respiratorias.

Al día siguiente, la Policía fue avisaba de que había una persona en la repisa de una ventana del hotel como con intención de tirarse, los agentes encontraron a la acusada con heridas en la muñeca y esta les dijo "mi hija se ha ido".

El cadáver de la menor estaba en la cama, con el chupete en la boca, tenía parte de la cara cubierta con un almohada, con manchas de sangre en el rostro y con síntomas de haber fallecido hace tiempo.