scorecardresearch

Compromiso con el cuidado del planeta

Redacción
-

La empresa de distribución quiere reducir el impacto de su actividad implantando un Sistema de Gestión Ambiental que analiza cada proceso para optimizar el uso de recursos naturales

Compromiso con el cuidado del planeta

Mercadona, como empresa responsable, continúa con su compromiso firme de seguir cuidando el planeta. Consciente de que la sostenibilidad y el respeto al medioambiente son valores irrenunciables, cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio. A través de él, persigue reducir el impacto que su actividad conlleva, repensando cada proceso con el objetivo de optimizar el uso de los recursos naturales, incrementar su eficiencia energética, reducir el desperdicio y minimizar su huella de carbono. 

Para todo ello, la compañía ha realizado en 2021 un importante esfuerzo inversor, al destinar un total de 49 millones de euros a diferentes iniciativas y medidas, muchas de ellas transversales y todas encaminadas a ser cada vez más sostenible. Además, ha contado con el apoyo del conjunto de su cadena de montaje, cuyo trabajo preventivo y compromiso han permitido generar sinergias y seguir consolidando un modelo de empresa eficiente y competitiva, cada vez más comprometida con la preservación de la biodiversidad y los ecosistemas y el uso eficiente de los recursos. En definitiva, una empresa responsable que persigue hacer cada vez más con menos recursos naturales y permanecer alineada en todo momento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promovidos por la ONU. 

Valor compartido

Mercadona cumple estrictamente la legalidad vigente e internamente promueve un comportamiento ético respaldado a través de su Comité de Cumplimiento Normativo, que tiene encomendada la función de supervisar el modelo de organización y de gestión de una manera imparcial, independiente, objetiva y confidencial. Además, y en relación con los derechos humanos, la compañía cumple todos los estándares normativos exigidos, de acuerdo con la legislación vigente, y pide a sus proveedores el mismo nivel de compromiso en esta materia. Asimismo, toda la plantilla de Mercadona e lrmadona recibe un plan de formación basado en la Calidad Total, modelo de gestión cuyos fundamentos son las verdades universales y el paradigma que conforman sus valores y comportamientos.

En su compromiso con la sostenibilidad, Mercadona apuesta por estrategias basadas en los principios de la Economía Circular. Para ello, cuantos forman parte de su proyecto son conscientes de la necesidad de reducir, reciclar y reutilizar materiales, así como de trabajar constantemente en los procesos para introducir mejoras que aporten valor añadido y consoliden la eficiencia de la compañía. 

Estrategia 6.25

Firmemente convencida de la necesidad de adaptarse a la transición ecológica como marco general de actuación, Mercadona ha continuado impulsando en 2021 su Estrategia 6.25, que destinará una inversión de 140 millones de euros hasta 2025 a conseguir el triple objetivo de reducir un 25 % de plástico, lograr que todos los envases sean reciclables y reciclar todo el residuo de plástico. 

La compañía también ha diseñado acciones para prevenir el desperdicio alimentario. La compañía también ha diseñado acciones para prevenir el desperdicio alimentario. - Foto: MercadonaDe hecho, el trabajo realizado en este sentido ha sido tal que, en menos de un año, la compañía ha logrado convertir todos sus centros en Tiendas 6.25, esfuerzo que ha supuesto una inversión de 30 millones de euros, pero que ha permitido reforzar su compromiso con el medioambiente y concienciar e informar más a los jefes, trabajadoras y trabajadores sobre la importancia de reciclar, poniendo a su disposición contenedores para depositar de forma separada papel y cartón, envases ligeros, residuos orgánicos, guantes, pilas y cápsulas de café, fomentando los principios de la economía circular. 

En el marco de la Estrategia 6.25 se trabaja intensamente, en colaboración con los proveedores, para incrementar la reciclabilidad de los envases, labor a la que la compañía está destinando importantes recursos. Muestra de ello son los cambios realizados en 2021 en los envases de algunos productos, como por ejemplo en toda la categoría de cápsulas de café Hacendado o en las tabletas de chocolate classic Hacendado, que ahora se ofrecen en cajas de cartón.  

Gestión de residuos y prevención del desperdicio

Otro vértice capital de las políticas de Economía Circular de Mercadona es realizar una correcta gestión de residuos para que consiga aprovechar mejor y alargar la vida útil de los recursos. Ello implica una importante labor de prevención, primero, y, en segundo lugar, de introducción de medidas que fomenten la reutilización, reparación y reciclaje de los materiales. 

Un buen ejemplo es el pool de envases reutilizables Logifruit que Mercadona ha incorporado en su modelo logístico, con elementos como cajas, palés y palots que en sus más de cinco años de vida útil realizan múltiples rotaciones, optimizan la logística inversa y evitan el uso de miles de toneladas de materiales de un solo uso. 

Respecto al desperdicio alimentario, Mercadona lleva a cabo medidas de carácter preventivo como, por ejemplo, la denominada árbol completo, que busca aprovechar toda la producción, sea en venta directa para un uso productivo diferente y ajustar los pedidos a la venta utilizando herramientas informáticas de última generación. En esta misma línea, mantiene activas diferentes acciones en sus supermercados, como la liquidación de productos frescos y la donación de los excedentes de alimentos y productos de limpieza e higiene a entidades sociales. 

Además de todo ello, Mercadona participa desde sus inicios en la iniciativa «Más alimento, menos desperdicio» del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y en La alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala, liderada por AECOC, que persiguen generar sinergias entre todos los actores de la cadena de suministro para reducir el problema del desperdicio alimentario. 

Eficiencia energética

El Sistema de Gestión Ambiental de Mercadona persigue la optimización del consumo de energía, lo que implica poner en marcha políticas de uso responsable de los recursos energéticos. En este sentido, uno de sus máximos exponentes es la tienda ecoeficiente, que incluye medidas que permiten un ahorro energético de hasta un 40 % respecto a una convencional. 

Este tipo de tiendas dispone de mejoras de aislamiento tanto en la envolvente como en los muebles de frío, iluminación LED y gestión inteligente del consumo energético. Además incorporan unos sistemas de refrigeración más sostenibles, que reducen el uso de gases fluorados y las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Todos estos beneficios convierten a las tiendas ecoeficientes en un proyecto diferencial por el que Mercadona apuesta decididamente, como refleja el hecho de que al cierre de 2021 la compañía cuente en España y en Portugal, con un total de 1.379 centros de estas características, el 83% del total. La compañía, además, lleva años introduciendo energías renovables, como pone de manifiesto la incorporación de paneles solares en tiendas, bloques logísticos y Colmenas. En total, 11.500 placas solares que suponen un ahorro de 1.446 toneladas de CO2 al año. 

Asimismo, ha seguido instalando puntos de recarga para vehículos eléctricos en los parkings de sus tiendas, bloques logísticos y oficinas, hasta alcanzar un total de 1.762 instalaciones de este tipo. El ahorro de agua es también prioritario para Mercadona. A este respecto, se abastece al 100 % de las redes de agua municipales, pero con un sistema de telegestión en tiempo real con el que es capaz de detectar fugas en la red. Además, el bloque logístico de Abrera (Barcelona) cuenta con aljibes subterráneos que permiten acumular agua de lluvia recogida en las cubiertas, que posteriormente la compañía ha aprovechado para riego, baldeo o limpieza de exteriores.