La mayoría de las guarderías abre el 6

Feli Agustín
-

Solo dos escuelas infantiles podrán reiniciar hoy la actividad, el resto deben retrasar el regreso ante la «dilación» del Gobierno de La Rioja en validar los protocolos sanitarios;la demanda es menor de la esperada

La presidenta de la asociación de escuelas infantiles calcula un descenso de niños de hasta un 75% respecto a 2019. - Foto: Clara Larrea


La apertura de las escuelas infantiles privadas, [las públicas permanecerán cerradas], que tanto propietarios como trabajadores y muchas familias esperaban este miércoles con ilusión, va a retrasarse unos días. Al menos, en la mayoría de los casos; en el 90% de ellas la actividad no se retomará hasta el próximo lunes.
Así lo explica la presidenta de la Asociación de Guarderías y Centros de Educación Infantil de La Rioja, Sandra Íñiguez, que argumenta que este retraso responde a la dilación de la Consejería de Educación en expedir la autorización de Salud. «Hoy [por el miércoles] solo podrán abrir dos escuelas infantiles; el resto, lo haremos el  día 6,  fecha en la que Educación nos garantiza que todas  dispondrán de la autorización sanitaria», relata Íñiguez, que se quejaba de que les habían avisado «a las dos de la tarde» de que hasta el día 6 no pueden abrir.
«Y, después, hemos tenido que avisar a todas las familias», lamenta la presidenta de la asociación de escuelas infantiles, que indica que esta certificación  valida el plan de medidas de seguridad, que ha elaborado cada centro siguiendo un protocolo que proporcionó la Consejería de Educación y en cuya redacción también participaron; al igual que un plan de contingencia, que recoge aspectos con vistas al curso próximo.
Cada centro ha personalizado este protocolo a sus propias características  y, entre otros aspectos, se recoge un registro de visitas, la limpieza de las suelas de los zapatos mediante alfombrillas higiénicas o con aerosoles y el lavado con gel hidroalcohólico que proporcionan las escuelas. Además, se prohibe el acceso de las sillas de paseo  «porque las ruedas suponen un peligro de infección», solo un adulto podrá acceder a recoger a cada niño y, en la medidas de lo posible, se recepcionará y se sacará a los pequeños en la calle, en vez de en el vestíbulo. El aforo alcanzará a nueve pequeños por monitora y ocho si son menores de un año.


Menos de lo esperado. No obstante, no todas las escuelas infantiles de primer ciclo abrirán sus puertas este verano -calcula que se pondrán en marcha entre el 70 y el 75% de ellas- y dilatarán el regreso de la actividad hasta el próximo septiembre. 
Íñiguez lamenta la tardanza de la Consejería de Educación en la adopción de medidas que, entiende que, en cierta medida, han limitado  la afluencia de chavales. «Desde el 22 de junio sabíamos que se podía abrir en julio y, con tan poco tiempo, los padres se han buscado otras alternativas», reflexiona la presidenta de las guarderías, que calcula que la mitad de los profesionales no se incorporarán al puesto de trabajo al haber menos chavales de los que se preveían.
«Julio es un mes fuerte», afirma  Íñiguez, que explica que suelen organizar ludotecas con niños de 3 a 6 años, algo que será complicado este año «porque las familias tienen miedo,  les hemos avisado tarde y no nos ha dado tiempo a preparar la campaña veraniega». De tal manera que estima un descenso de entre un 50 y un 70% respecto al verano pasado, lo que complica una situación ya de por sí difícil.