scorecardresearch

La alcaldesa pide dejar trabajar a los investigadores

El Día
-

Garrido ha participado, junto a la presidenta Concha Andreu, entre otras autoridades, en una concentración ante el Ayuntamiento de Calahorra en la que se ha guardado un minuto de silencio por los dos muertos en la explosión de la planta de biodiésel

Concentración frente al Ayuntamiento de Calahorra en recuerdo de los dos trabajadores fallecidos en la explosión de la planta de biodiésel. - Foto: Gobierno de La Rioja

La alcaldesa de Calahorra, Elisa Garrido, ha reclamado "tiempo" para dejar trabajar a los investigadores de Policía Judicial y Seprona de la Guardia Civil, que serán quienes realicen un informe sobre las causas de la explosión en la planta de biodíésel del municipio, en la que ayer perdieron la vida dos personas.

Garrido ha hecho estas manifestaciones tras participar en una concentración ante el Ayuntamiento, en la que se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de las dos víctimas mortales de este suceso, dos vecinos de Calahorra, ha incidido.

En la concentración han participado, junto a un centenar de vecinos y a la alcaldesa, la presidenta del Ejecutivo regional, Concha Andreu; la delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán; y otras autoridades locales y regionales.

Todos han guardado un respetuoso minuto de silencio, que ha concluido con un sonoro aplauso en recuerdo de los fallecidos y de apoyo a sus familias, informa Efe.

"Queremos expresar las condolencias del Ayuntamiento y de todos los vecinos de Calahorra por el fallecimiento de nuestros dos conciudadanos en el accidente de la planta de biodiésel", ha explicado la alcaldesa, quien ha subrayado que "hay que dar el pésame a sus familias (de las víctimas) porque lo que les ha pasado a ellos no tiene remedio".

Garrido ha agradecido el "esfuerzo denodado y titánico de los servicios de emergencias", aportados por el los Gobiernos de La Rioja, Navarra y País Vasco, junto al Ejecutivo central, que "pusieron a disposición todos sus medios técnicos y personales" y, "gracias a ese apoyo, el incendio pudo ser extinguido esta madrugada".

Gracias a ello, ha continuado, "hoy, en Calahorra, se trabaja con normalidad y no hay ningún tipo de riesgo ni para nosotros ni para las localidades del entorno" y "podemos dar por concluido el incidente, más allá de las investigaciones que siguen en curso".

Cuando se produjo la explosión, ha afirmado, "lo primordial era proteger a la población"; luego apagar el fuego "y ahora hay que dejar investigar a la policía judicial y al Seprona, darles tiempo para que hagan su trabajo con las mayores garantías".

Respecto a la situación de la planta y a las denuncias que organizaciones ecologistas han afirmado que han presentado contra esa empresa, Garrido ha subrayado que el Ayuntamiento de Calahorra "no tiene competencia en esa materia", algo que le corresponde al Gobierno regional.

Le consta, ha dicho, que "sí ha actuado (el Ejecutivo riojano), con las medidas necesarias, ha habido un expediente y sanciones cuantiosas", aunque ha reclamado prudencia porque "desconocemos si esas cuestiones tienen que ver con este incidente".