scorecardresearch

La Interprofesional no admitirá injerencias políticas

Feli Agustín
-

Reitera por unanimidad su defensa del actual modelo y exige a las administraciones, de las que espera «comprensión y apoyo», el respeto a las decisiones soberanas del sector de Rioja

Reunión del pleno de la Interprofesional ayer. - Foto: Óscar Solorzano

La Organización Interprofesional del Vino de Rioja ratificó ayer los principios que han regido el funcionamiento del Consejo Regulador desde su creación hace casi un siglo y rechazó, al igual que ya hizo en julio de 2020,  la propuesta parlamentaria impulsada por el Partido Nacionalista Vasco (PNV) en el Congreso de los Diputados para la modificación de  la Ley  de  Denominaciones  de Origen supraautonómicas,  que afectaría de forma intensa y directa al modelo,  normativa y funcionamiento de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja y que, en la práctica, «pretende una escisión e independencia por la vía de hecho».

A pesar de que el PNVretiró la moción, que estaba previsto que se debatiera hoy en el Parlamento nacional, tras acordar con el ministro de Agricultura, Luis Planas, hablar sobre esta iniciativa en un futuro en un ambiente «menos crispado», se mantuvo el pleno extraordinario de la Interprofesional, que se celebró horas antes de la 'cumbre' convocada por la presidenta del Gobierno de La Rioja.

A pesar de que evitó realizar una declaración institucional, el presidente de los órganos gestores de Rioja, Fernando Ezquerro, relató  que, al igual que lo ocurrido en esa primera ocasión en la que se debatió sobre esa cuestión, la decisión ha sido «unánime».

«Exigimos al Ministerio y a los tres gobiernos autonómicos de la Denominación [La Rioja, País Vasco y Navarra] que respeten las decisiones que adopte el sector, que  es totalmente soberano», dijo el presidente del Consejo, ratificando las declaraciones efectuadas la semana pasada por diferentes actores del Rioja.

Sin injerencias. En este contexto de defensa de la independencia del sector, resaltó que la reunión sirvió para reafirmar su rechazo a cualquier tipo de intervención por parte de agentes externos. «No queremos ni vamos a tolerar injerencias políticas», afirmó el presidente de la Interprofesional, quien apuntó que de las administraciones solo esperan «comprensión y apoyo».

Ezquerro, quien relató en la 'cumbre' de la tarde que se había convocado a la Interprofesional en vez de al Consejo Regulador para facilitar la discusión al margen de las administraciones, se reiteró en su defensa de la «autonomía» de un sector que  lleva desde 1925 adoptando sus propias decisiones, lo que le ha conducido «a donde estamos, a crear la denominación de vinos más importante de España».

Insistió en la «unicidad y unidad» de la Denominación, un aspecto que considera «incuestionable» y así se lo va a transmitir a las instituciones, a la que va a  trasladar «el respeto» a las decisiones de los órganos de representación de Rioja. El también presidente del Consejo Regulador evitó referirse a las razones del PNV y recordó que Rioja, en los últimos años, «ha creado herramientas para que cada viticultor o bodega pueda incluir en el etiquetado las especificidad de su producto», como vinos singulares, de municipio y zona, circunstancias que ya constatan la diferenciación de Rioja sin que hagan necesario este tipo de iniciativas.

Además, «la unicidad de Rioja es vital y así lo cree el sector» porque «no sabemos a dónde nos llevaría esta deriva si se hubiese salido adelante esa reforma», razonó Ezquerro, que no ha oído a nadie del sector que quiera «romper» la DOCa Rioja.

«Unos serán favorables al modelo actual de gestión de la Denominación y otros criticarán», reconoce el viticultor, que destacó que «nadie ha dicho que despiezar una denominación de prestigio sea la solución para la pandemia, que es un problema coyuntural».