scorecardresearch

República Argentina: cierre total al tráfico por asfaltado

El Día
-

El tráfico no tendrá permitido el acceso hasta el 23. Se demolerá la actual calzada y se realizará la nueva y los contenedores se desplazarán a Pérez Galdós. La actuación estará concluida para San Mateo

Las máquinas ya comenzaron en trabajar el viernes, preparando la calzada para la capa asfáltica. - Foto: Ingrid

Comienza hoy en Logroño el asfaltado de la calle República Argentina, actuación que se prolongará hasta el día 23, fecha hasta la que se impedirá el tráfico rodado en la céntrica vía, de tal manera que el acceso será únicamente peatonal.

Se trata de la última fase de las obras de urbanización de la calle, que con un plazo previsto de ejecución de seis meses, se iniciaron el 21 de marzo, con lo que es previsible que estén concluidas antes de las fiestas de San Mateo.

La intervención, que hasta ahora se ha centrado en la habilitación de las nuevas aceras, más anchas, y en el espacio estancial en la entrada de Pilar Salarrullana, se focalizó ya el viernes en la calzada. Desde hoy, comienza su demolición para construir una nueva;los contenedores se desplazan hasta la calle Pérez Galdós.

Antis Obra Civil se encarga, por 736.000 euros, de realizar una actuación que quiere consolidar con obra civil la intervención realizada durante la pandemia de urbanismo táctico con el objetivo de ampliar el espacio público destinado a los peatones y mantener la distancia personal como medida de protección. Así, se han ampliado las aceras y se crea una plataforma peatonal [que genera zonas estanciales a las que se incorporarán árboles, jardineras y mobiliario urbano. Al crearse una plataforma única, la zona destinada a calzada rodada tiene la misma cota que las aceras y se mantiene un único carril de acceso desde Gran Vía, que modifica su trazado fuera del eje de la calle con el fin de que los conductores reduzcan su velocidad.

En la intersección con Pérez Galdós se conservan los dos carriles de salida para mantener la capacidad de la vía para tráfico rodado. Con este proyecto, además, se crea un nuevo paso peatonal con la intersección de la calle Pilar Salarrullana.

Para favorecer la logística, se mantiene una banda de aparcamiento de alta rotación (máximo 20 minutos de estacionamiento) y carga/descarga en la acera este, así como otras tres plazas en la acera oeste, en el inicio de la calle junto a Gran Vía. También se incorpora como dotación una plaza reservada para personas con movilidad reducida y estacionamiento para motos y bicicletas.