"A mí y al cuerpo técnico nos apetece probar la Segunda B"

M. A. G-S.
-

A la espera de su inevitable renovación, Aguilá debutará en 2ª B de la mano de la SDL, club al que ha devuelto a la categoría; el técnico ilerdense no se marca objetivos pero sí asume que le ilusiona el reto que le aguarda por delante

Albert Aguilá, ayer frente al Municipal de Las Gaunas donde el sábado la SDL logró el ascenso a Segunda B. - Foto: Clara Larrea

Albert Aguilá (Almacelles, 1970) fue uno de los responsables de que la SDL regresara, seis años después, a Segunda B. Aunque el técnico ilerdense capitaliza el éxito, el ascenso es también mérito de Ricardo Moreno, su socio fuera y dentro del terreno de juego, y del resto de componentes del cuerpo técnico blanquirrojo que se preparan para su debut en Segunda B. 
Objetivo conseguido. Aunque ahora toca renovar. Su continuidad aún no es oficial, ¿verdad?
En eso estamos. La idea es seguir pero estamos hablando. La verdad es que no queremos que se prolongue mucho. Creo que no tarderemos en comunicar una decisión.La continuidad suya y de Ricardo Moreno se da por hecha.

¿Qué falta por completar en cuanto al cuerpo técnico?
No estoy autorizado para decirlo, pero lo hemos ya hablado con el club.
Dando por hecha su renovación, ¿la permanencia es el objetivo? ¿O sois ambiciosos?
Ambiciosos lo hemos sido siempre. Debemos serlo siempre. Otra cosa es lo que dicte la competición.

¿El techo de la SDL es la Segunda B? Es un club de socios, con un presupuesto limitado y en una categoría en la que el fútbol ya es un negocio como cualquier otro.
No lo sé, es siempre la competición la que marca los techos. De momento lo que nos toca es marcarnos objetivos a corto plazo. Es cierto que probablemente el fútbol ha cambiado, pero la SDL estará donde sus socios quieran. Tienen esa suerte de ser los propietarios del club.
Equipos de País Vasco, Navarra y Aragón. ¿Qué le sugiere ese posible grupo?
Cuanto más cerca, mejor. Eso es lo más importante. En cualquier caso sabemos que serán rivales complicados, con dureza máxima. Tendremos que estar preparados, independientemente de los rivales que nos toquen.
¿Es muy grande el salto con respecto al grupo XVI o se mitiga con los subgrupos?
El salto es importante, pero como en todas las categorías. Toca adaptarse rápido.
La SDL ya ha anunciado once bajas. Al menos deberán llegar uno docena de futbolistas nuevos. ¿Son muchos?
Veremos sobre la marcha. Habrá que intentar acoplarnos. Estoy seguro que el club está trabajando al máximo para hacer un equipo competitivo. Ha habido un cambio de categoría y, como es normal, hay jugadores que no siguen... Son las entradas y salidas normales de un cambio.
En lo personal, ¿qué supone entrenar en Segunda B?
A mí y a mi cuerpo técnico nos apetece probar la Segunda B. La hemos conocido como jugadores y nos apetece subir de categoría. El nivel crece, a más nivel, más exigencia y eso a todos nos gusta.
Creo que Ricardo Moreno jugó en Segunda B con el Arnedo. Usted entiendo que también. ¿Ha cambiado mucho la categoría?
Ricardo jugó en el Arnedo, Alavés y Numancia. A mí me tocó en el Calahorra y en el Gavá. Entiendo que sigue siendo muy parecida, que el nivel es similar. Otro cosa será cuando se instaure la Segunda BPro.
Hablando de la Pro. ¿Palabras mayores?
Pues la competición dirá. El objetivo es estar preparados para el primer partido de liga. Ya veremos a partir de entonces.
¿Asusta o da respeto el reto de entrenar en Segunda B?
No, no. Todo lo contrario. Ahora se trata de transmitir esa motivación y esa positividad a la plantilla.
¿Cuándo vio que el ascenso no se le escapaba? ¿Cuándo se sintió entrenador de Segunda B?  
Me siento entrenador, pero no sé de qué categoría. Intentaremos que el equipo juegue a lo que queremos pero es algo que también haciamos en el fútbol base. La esencia no cambia aunque ahora se trate de futbolistas profesionales o semiprofesionales.
Tres derrotas en año y medio. ¿Cuál es el balance al frente de la SDL?
Tres derrotas, sí. Pero sin contar con la de Eibar en Copa. El balance es para estar contento. La base de jugadores era buena y, a partir de ahí, hemos conseguido que nos sigan. Se ha conseguido el ascenso por calidad, mentalidad e idea de juego.
¿Cuáles van a ser las señas de identidad de la SDL en Segunda B?
Vamos a mantener la idea de juego. Pero vamos a ser listos, inteligentes y adaptarnos al campo donde juguemos, al rival, a la categoría. Tenemos que ser fuertes, versátiles, listos.
El empate les eliminó ante Las Rozas en semifinales pero la igualada ante el Varea ha valido el ascenso.
El empate no nos valió ante Las Rozas pero sí con el Varea. La eliminación con Las Rozas sirvió de aprendizaje. Se ha visto en los partidos con rivales directos en los que se ha dado un plus.
El 26 de septiembre arranca, en teoría, la Segunda B. ¿Tienen ya previstas las fechas de pretemporada?
Lo  normal sería cinco o seis semanas antes. Pero todavía no se ha valorado.
Debutó con la SDL en hierba artificial. El año pasado jugó en hierba natural. ¿Si hay que volver a la superficie sintética sería un inconveniente muy grande?
No me lo planteo, pero ni para bien ni para mal. Nos adaptaremos a lo que toque.