11.000 participantes ponen color a la Carrera de la Mujer

El Día
-

La prueba 'dispersa', que ha servido para recaudar fondos contra el cáncer, se ha celebrado en varios días

Imagen de unas participantes en la pasarela sobre el río Iregua. - Foto: AECC La Rioja

Las actividades enmarcadas en la quinta edición de la Carrera de Mujer por la Investigación han concluido este domingo con la entrega de premios y reconocimientos a algunas de las 11.000 participantes, que en esta ocasión han realizado una carrera "dispersa" en varios días en contra del cáncer.

Los premios se han entregado en un acto en el que han participado el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, la presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer en La Rioja, Elena Eguizábal y la directora general de Igualdad del Gobierno riojano, Diana Sáinz, entre otras autoridades.

Las medidas de seguridad contra la COVID-19 han hecho que en esta ocasión la "marea rosa" no haya recorrido las calles de Logroño en una jornada concreta, sino que durante varios días se haya visto a grupos de mujeres por diferentes zonas realizando recorridos simbólicos, todas con la camiseta rosa de la prueba.

Pero, según han destacado los organizadores, tras la suspensión de la carrera no han sufrido ninguna baja entre las participantes, lo que ha permitido obtener los fondos previstos para financiar cuatro becas predoctorales, sobre aspectos relacionados con el cáncer, que se realizan en Logroño y un proyecto de investigación sobre células madre que se desarrolla en Barcelona.

La quinta edición de esta prueba se "reinventó" una vez que se decidió la suspensión de la carrera, que inicialmente se iba a celebrar en las fechas en las que se decretó el estado de alarma por la pandemia de la COVID-19.

Así, se conminó a las 11.000 participantes a realizar recorridos "dispersos" y con mascarilla para mostrar por las calles de Logroño su solidaridad con las mujeres que sufren cáncer y su reivindicación por el apoyo a la investigación de esta enfermedad.

Y para no perder el espíritu de la prueba, el pasado lunes 7 de septiembre se realizó un corte de cinta, como el que hubiera tenido lugar en la prueba, y este domingo se han entregado los premios que se hubieran entregado al acabar la carrera.

Se ha reconocido a la participante más veterana, Prudencia Garnica, de 95 años; a la más joven, Sol Fernández, de 7 meses; a la mejor intervención en redes, para Estudio Sonia Navarro; al centro escolar más participativo, Escolapias Sotillo (373 inscripciones); a la empresa más participativa, Maderas Garnica (60); y al voluntariado, para Marta López.

También se han concedido obsequios para reconocer a los proyectos que van a recibir la recaudación de la carrera, para Elvira Alfaro. Becada en el CIBIR por un proyecto de estudio de los modelos de metástasis; a Cristina Romero, por un trabajo en el CIBIR sobre daños en el ADN; a Alicia Asín, en la Universidad de La Rioja (UR), por un proyecto sobre detección precoz del cáncer, y a María Salas, también de la UR, sobre terapia dirigida.

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha destacado en declaraciones a EFE que "es grato que la carrera de la mujer se haya mantenido a pesar de las dificultades y que de las 11.000 inscripciones vana permitir mantener el apoyo a la investigación, sobre todo en esta coyuntura, en la que sabemos que la investigación es la que nos puede permitir vencer el Cáncer o la COVID".

Ha subrayado "el empeño loable" de los organizadores y ojalá el año próximo podamos juntarnos y volver a la normalidad" aunque "en esta ocasión por lo menos es grato haber podido colaborar en que siga adelante".

Hermoso de Mendoza, además, ha hecho un llamamiento a que actividades como esta "sigan adelante, sobre todo cuando tienen un carácter solidario y aunque se tengan que hacer de esta forma, con limitación de aforo, dispersión y mascarilla" pero "queda cada vez menos para la vacuna y hay que tratar que la normalidad siga, en las actividades culturales, deportivas y solidarias".

La presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer en La Rioja, Elena Eguizábal, por su parte, ha recordado que "este año cada mujer ha hecho deporte por su cuenta o en pequeños grupos" pero "así ha continuado esta actividad, que culmina con estos premios simbólicos".

Ha incidido en que "tras la suspensión no hubo ninguna baja y así hemos podido obtener los fondos para cuatro becas de investigación contra el cáncer y un trabajo en Barcelona" que también han recibido otras aportaciones asociadas a la carrera.

"Ojalá haya una sexta edición en un escenario normal y que nos podamos juntar, abrazar y bailar", ha concluido Eguizábal, quien ha recalcado que "cada año vamos a más, este año tuvimos que cerrar la inscripción en tres días y medio, con 11.000 mujeres" algo que supone "una marea de solidaridad, juntas somos más fuertes contra el cáncer".

La directora de Igualdad de La Rioja, Diana Sainz, ha subrayado que "la participación social es un valor que hay que vertebrar aunque sea de manera innovadoras, como en este caso" en el que "se ha encontrado una forma de que las mujeres aporten a la investigación en la salud".