El confinamiento y la nueva ley dispararán el teletrabajo

Bárbara Moreno
-

El funcionariado es el sector con más trabajadores que utilizan esta herramienta aún después del confinamiento. La patronal lo ve efectivo para evitar desplazamientos y conciliar

Joven trabajando desde casa con su ordenador. - Foto: El Día

El Gobierno de España ha aprobado este miércoles la ley para la regulación del teletrabajo tras semanas de negociaciones entre el Ejecutivo, sindicatos y patronal. Se trata de un acuerdo voluntario entre trabajador y empresa, tiene que ocupar más del 30% de la jornada laboral, y puede ser reversible. «Es decir que en un momento determinado se puede volver al trabajo presencial, ya sea por la decisión de la empresa o del trabajador», según explica el presidente de la Federación de Empresas de La Rioja (FER), Jaime García Calzada, quien añade que durante la pandemia muchas empresas han podido seguir trabajando gracias al teletrabajo.  
Con la nueva ley, el trabajador tiene los mismos derechos que con el trabajo presencial, las herramientas las pone la empresa, como el ordenador y el wifi, y el tema de parte del IBI y de la luz entra en la negociación del convenio.
En La Rioja en especial el sector de funcionariado empezó a teletrabajar con la pandemia y el confinamiento y hoy en día han mantenido esa herramienta. «la lógica es que en ciudades más grandes se tenga más acceso al teletrabajo, pero lo podrían poner casi todas las empresas que no sean de atención al público, también consultoras, despachos de muchos servicios, sectores de la administración de la empresa que no esté cara al público. García Calzada reconoce que «todo esto del teletrabajo se ha acelerado por una circunstancia extraordinaria». 
Lo que está claro es que entre los beneficios que plantea esta herramienta está la de la conciliación laboral, el ahorro en cuanto a tiempo de desplazamiento y también el ahorro en la economía, «al no tener que desplazarse, no tiene que pagar la gasolina o el gasto de coche o un aparcamiento».
Desde el sindicato CSIF, su presidente, Jesús Vicente Hernández, también apoya que muchos trabajadores de la administración pública o de la empresa privada se han dado cuenta de que se puede teletrabajar porque genera beneficios a nivel personal. «El teletrabajo ha venido para quedarse. Y estudios dicen que las personas que teletrabajan rinden más que en su puesto de trabajo». De ahí que Hernández considera que, tras haberlo experimentado con el confinamiento, muchos trabajadores lo solicitarán o incluso las empresas lo propondrán. «Pero tiene que estar regulado, los trabajadores tienen que estar desconectados, y no trabajar 24 horas. Ha habido personas que han hecho 12 y 14 horas y fines de semana». El trabajador tiene que tener un horario estipulado por ley.  Y se tiene que garantizar la desconexión digital. Hasta ahora no había nada legislado en España y aún queda algún detalle que se tratará en la negociación que queda hasta que se apruebe  la ley. 

 

CSIF pide a la Administración riojana que se sienten a negociar ya el decreto regional


«El teletrabajo se va a regular como un derecho básico, así que las administraciones van a tener que regularlo y negociar un decreto», explica el presidente del CSIF, Jesús Vicente Hernández, quien pide a la Administración riojana que se sienten a negociar ya ese decreto regional para conocer, entre otras cosas, quién podría  solicitar el teletrabajo y en qué condiciones, qué parte es presencial, cuál a distancia. «Hasta ahora se hacía con resoluciones, y cada secretaría general técnica decidía a quién se lo concedía». 
«Desde CSIF venimos pidiendo que se implante el teletrabajo porque beneficia la conciliación familiar y reduce el desplazamiento». «Pero hay que formar, porque más de 4.000 docentes estuvieron que dar clases de forma digital sin tener formación ni medios. O personal que tramitaba los ERTE hicieron 12 y 14 horas al día y en fin de semana». «Vamos a negociar y a poner las normas de funcionamiento».  
Hernández explica que primero deben ser las administraciones las que implanten el teletrabajo con todas las garantías, "porque las administraciones tienen que ser punto de lanza y ser ejemplo para que la empresa privada también ponga en funcionamiento estas medidas".