scorecardresearch

El Boina Fest busca artistas de zonas despobladas

El Día
-

El festival de música volverá al municipio soriano de Arenillas el 6 de agosto y abre el plazo para sumarse al cartel hasta el 27 de mayo a habitantes de la Serranía Celtibérica

Fragmento del cartel de la octava edición de Boina Fest - Foto: Boina Fest

El Boina Fest regresará el 6 de agosto a la localidad soriana de Arenillas y busca artistas de las zonas despobladas de la Serranía Celtibérica: Soria, Teruel, Guadalajara, Cuenca, Segovia, Burgos, La Rioja, Castellón, Valencia y Zaragoza, según han informado desde el festival, como ha informado Europa Press.

La octava edición del Festival Contra la Despoblación regresa tras dos años de celebración online a pueblo de Arenillas, localidad que lleva más de 40 años luchando contra la despoblación y que, desde 2015, convoca a artistas pertenecientes a los municipios escasamente poblados de la Serranía Celtibérica.

El territorio de la Serranía Celtibérica duplica el tamaño de Bélgica y en él apenas viven 500.000 habitantes, y su densidad de población es menor a los ocho habitantes por kilómetro cuadrado.

El Boina Fest ha elegido este 31 de marzo, coincidiendo con el tercer aniversario de la Revuelta de la España Vaciada, para lanzar su convocatoria para artistas de zonas despobladas.

El plazo estará abierto hasta el próximo 27 de mayo y entre todos los inscritos se elegirán tres artistas que compartirán cartel con otros grupos aún por anunciar.

"Este singular festival, que lleva ya 8 años visibilizando el problema de la despoblación promocionando a artistas de dichas zonas, también sirve de altavoz para artistas de zonas más pobladas, los cuales suelen tener más dificultades a la hora de girar en una provincia como Soria", han apuntado desde la organización del festival.

Según han recordado las mismas fuentes, Arenillas es un pueblo reconocido por su lucha contra la despoblación ya desde los años 80 y gracias a ello ha conseguido mantener e incluso aumentar su población, a pesar de encontrarse en pleno epicentro de la zona cero de la despoblación.

La localidad ha multiplicado por tres la tasa de natalidad en los últimos años, en gran parte gracias al trabajo de su Ayuntamiento y de la Asociación Cultural en favor de la repoblación del municipio.

En la actualidad hay diez menores de edad viviendo en el pueblo y otro en camino, lo que supone casi el 20 por ciento del total de su población actual que alcanza los 52 habitantes.