scorecardresearch

El alcalde de Alfaro ve crucial la ayuda ciudadana en Yerga

B. Moreno- agencias
-

El consejero de Sostenibilidad anunció ayer que el incendio se consideraba «prácticamente apagado» a última hora de la tarde, aunque se mantuvo de noche un retén de vigilancia para evitar contratiempos

El fuego se terminó de extinguir ayer en Yerga, aunque quedaron equipos de vigilancia en las zonas arrasadas por el fuego ante el riesgo de ser reavivadas. - Foto: ABEL ALONSO (EFE)

El incendio en el Monte Yerga, que ha calcinado unas 104 hectáreas, estaba en la tarde de ayer prácticamente extinguido, aunque se mantenía la vigilancia por si se reavivara en las próximas horas, una circunstancia que en el Gobierno de La Rioja no ven muy probable. La previsión para la pasada noche pasaba por que quedasen dos agentes en tareas de vigilancia en la zona, donde ya no hay llamas, por lo que, en función de la evolución, podría darse formalmente por extinguido a lo largo de la jornada de hoy.

El origen del incendio pudo deberse, según los primeros datos, a una imprudencia en el entorno de los corrales de las casillas de Alfaro, según expuso a los  periodistas el consejero de Sostenibilidad, Álex Dorado, quién expresó su felicitación al personal que ha trabajado en la extición del fuego, que ha arrasado un total de 104 hectáreas. 

Elconsejero recordó que el incendio de hace un año en otra zona del Monte Yerga, a unos 7 kilómetros de distancia del foco de ayer, también se debió, aparentemente, a una imprudencia. En aquella ocasión, el 18 de julio de 2021, se calcinaron unas 360 hectáreas.

ayuda ciudadana. Uno de los términos municipales afectados por el fuego es Alfaro. Su alcalde, Juan Jiménez, afirmó ayer que los daños pudieron ser mayores «de no ser por la rápida actuación en primer lugar de la población civil y de los voluntarios de Alfaro». En cualquier caso, destacó que fue también fundamental la rapidez con la que intervinieron los equipos de emergencias y la gran cantidad de recursos humanos y materiales empleados desde apenas media hora después de activarse la alarma por la existencia de fuego. 

Jiménez expresaba la «lástima e impotencia» que sentía al ver arder el monte, en especial cuando se trata de pinar, aunque al mismo tiempo reconocía su satisfacción por la solidaridad «de las personas que rápidamente fueron a apagar el fuego y a trabajar para que el conato no fuera a más», utilizando cualquier elemento que les quedaba a mano y podía servir para ese fin. 

aviso rápido. El alcalde recordaba los primeros instantes del incendio. «Cuando yo lo vi desde Alfaro avisamos y ya había gente en marcha», explicaba. Él mismo estuvo a pie de incendio con otros concejales. 

La zona del siniestro se encuentra a unos 15 kilómetros de la localidad. En el lugar donde se originó, en el paraje de Valverde, hay casillas y varios cobertizos a modo de corral. Había rastrojos porque días atrás se habían realizado labores de cosecha del cereal. Algunos de esos cobertizos se han calcinado. 

Ya ayer por el mediodía, explicaba Jiménez, estaba todo controlado y perimetrado, la Unidad de Emergencias del Ejército (UME) se iba a ir. «Y esto ha podido ser a todo el esfuerzo y al trabajo que ha hecho todo el mundo que ha estado de noche trabajando para controlar todo. Por eso se ha desactivado el nivel 2».

Para el alcalde, no solo la rápida actuación de los civiles sino el gran apoyo logístico de todo tipo de elementos, tanto aéreos como terrestres, personales y materiales han hecho posible que el incendio no haya ido a más y que no hayan tenido que perder más hectáreas de este pulmón de Rioja Baja como es Monte Yerga. En el anterior incendio de 2021 el fuego se prolongó durante varios días y afecto a más términos municipales (Autol, Quel y Grávalos). En esa ocasión, ha afectado a Alfaro, y aunque nunca se temió por que se aproximara de manera peligrosa a espacios habitados, un parque de molinos eólicos estaba cerca, a pocos kilómetros. El viento también sopló en esta ocasión de manera que favoreció a la extinción del fuego.