El 81% del comercio, industria y servicios está ya en activo

EFE
-

El Gobierno riojano tiene constancia de que algunas empresas volverán a la actividad económica en la fase 2, otras no han decidido en qué fase regresar al mercado y solo una empresa cree que no volverá a abrir

El dueño de una cafetería logroñesa sirve una consumición en la terraza a dos clientas. - Foto: Ingrid Fernández

El 81 por ciento de las empresas riojanas consultadas pertenecientes a los sectores de comercio, industria y servicios se encuentran en activo, bien porque no han parado su actividad o porque la han reanudado con la entrada en vigor de la fase 1 de desescalada.
Así lo ha afirmado este viernes el consejero de Desarrollo Autonómico del Gobierno riojano, José Ignacio Castresana, durante su comparecencia en la Comisión de Desarrollo Autonómico del Parlamento de La Rioja, en la que ha informado sobre la situación generada por la pandemia del coronavirus. Ha señalado que algunas de las empresas preguntadas tienen intención de volver a la actividad económica en la fase 2 de desescalada, mientras que otras no han decidido en qué fase regresar al mercado, y solo una empresa cree que no volverá a abrir.

“El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), tenía el pasado día 15 de mayo elaboradas nóminas para más de 23.000 trabajadores, por lo tanto, la diferencia entre los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y los que ya están en nómina no puede ser mucho más de 1.000 trabajadores”, ha puntualizado. Además, ha destacado que el 0,74 por ciento de las empresas nacionales que han accedido a los fondos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) son riojanas, y, corresponden a La Rioja el 0,68 % de estos préstamos que se han realizado en España, proporciones que entran en “lo previsto”.

Castresana ha explicado que “se activa ahora una nueva fase de fondos nacionales ICO” en la que supone que las empresas riojanas accederán a los mismos en las misma proporción que hasta ahora, que entran en lo esperado. Ha indicado que, para la monitorización del proceso de desescalada, la Consejería de Desarrollo Autonómico ha contactado don 124 empresas, la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER) ha consultado a unas 1.000 empresas, y se ha atendido a más de 5.000 mediante el teléfono de respuesta a problemas laborales y cuestiones de ayudas. Este proceso de monitorización, ha indicado, se ha intensificado durante la desescalada, de tal forma que entre los pasados día 4 y 19 esta Consejería ha contactado con 114 empresas y autónomos y ha realizado 392 entrevistas largas para conocer cómo iba a ser su reincorporación al mercado.

El 29 % de las empresas señalan que les falta formación específica para volver a la actividad, sobre todo, para el 48 %, en prevención de riesgos laborales, razón por la que se recoge en el Plan de Reactivación Económica de La Rioja la asistencia técnica en esta materia a empresas y autónomos, ha apuntado. Ha especificado que el 34 % de las empresas prevé realizar inversiones en equipamiento a muy corto plazo para afrontar la desescalada, la mayoría en mamparas y maquinarias de desinfección.

El 28 % de las empresas, ha precisado, manifiesta que tiene que adaptar su modelo de negocio a la nueva situación fruto de la pandemia de coronavirus, lo que es “un porcentaje importante” y, por tanto, el Plan de Reactivación Económica regional contempla ayudas para el cambio del modelo de negocio. Este plan cuenta con una partida de 6 millones de euros para que los centros de trabajo sean lo más seguros posibles, ya que, “desde el primer momento, ha sido primordial que el trabajo fuese seguro”, para lo que también se estableció un acuerdo para la vuelta ordenada y segura a la actividad laboral, ha incidido. Ha resaltado que el objetivo del Plan de Reactivación Económica de La Rioja es “inyectar el máximo del liquidez en la economía riojana en el momento oportuno y ayudar a retomar la actividad de la forma más activa posible, así como que vuelva a haber ingresos que mantengan el empleo”.

El Plan de Reactivación Económica, que tendrá carácter retroactivo a partir del pasado 2 de abril, está dotado con 34,4 millones de euros y no sustituye al plan estratégico de subvenciones de la ADER, sino que suma con este un total de 65 millones de euros, cifra que “anda cerca del doble de la convocatoria de otros años”. Castresana ha especificado que el Plan de Reactivación Económica cuenta con tres ejes, el primero de ellos para garantizar la liquidez, que cuenta con 5,1 millones de euros, que se reparte en una red de asistencia, por 2 millones de euros, y financiación de último recurso, con 3 millones de euros.

El segundo eje es la mencionada reincorporación segura al trabajo, dotado con 6 millones de euros, y el tercero se refiere a la reactivación de empresas, para lo que cuenta con 23,3 millones de euros a repartir entre todos los sectores excepto el comercio y el turismo, que “tienen líneas propias de actuación”, ha remarcado.