Alumnos con necesidades especiales volverán el lunes a clase

EFE
-

La actividad presencial solo se facilitará a estudiantes de Primaria y cursos superiores seleccionados por sus profesores por necesitar acciones pedagógicas de refuerzo, apoyo o tener dificultades tecnológicas

La imagen de la vuelta generalizada a las aulas tendrá que esperar. - Foto: Clara Larrea

El consejero de Educación del Gobierno de La Rioja, Luis Cacho, ha detallado este viernes que la actividad escolar presencial se reanudará el próximo martes, 26 de mayo, solo con los docentes que voluntariamente accedan y lo "prescriban" a alumnos con necesidades educativas especiales. Cacho ha ofrecido una rueda informativa telemática para informar sobre la reanudación de la actividad educativa en el umbral de entrada en la fase 2 de desescalada, a la que previsiblemente pasará La Rioja a partir del próximo lunes, día 25.
La actividad presencial solo se facilitará a alumnos matriculados en cuarto de Primaria y cursos superiores, que sean seleccionados específicamente por sus profesores por necesitar acciones pedagógicas de refuerzo, apoyo o tener dificultades tecnológicas en la educación a distancia por la brecha digital, ha explicado. También está recomendado volver al centro a los alumnos que se enfrentan a retos académicos más exigentes en este final de curso, como los estudiantes de segundo de Bachillerato que tienen que realizar la EBAU, cursan cuarto de Secundaria o segundos cursos de los grados medios o superiores de FP.
En todo caso, los alumnos y sus familias pueden declinar o aceptar volver a los centros educativos, donde contarán con equipos de protección y todas las medidas de seguridad sanitaria, así como los profesores que regresen, quienes deberán realizar un curso específico de formación "on line", ha dicho. Ha aclarado que todos los docentes deben estar a disposición de sus equipos directivos por si son requeridos para dar clases presenciales en el centro, donde siempre se guardarán las medidas de distanciamiento y seguridad.
Los criterios de promoción, evaluación y titulación del alumnado para este curso se han fijado en una resolución publicada el pasado martes en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR), que incluye la "flexibilidad" demandada por el Ministerio de Educación ante esta situación de excepcionalidad, ha recordado. Cacho ha recalcado que los docentes riojanos cuentan con criterios "puramente educativos" para poder evaluar a sus alumnos de la forma "más justa posible".
En relación a la organización educativa en el inicio del nuevo curso escolar en septiembre, ha considerado "probable" que haya que mantener "importantes medidas de seguridad", que se definirán en un plan de contingencia. Así, antes del próximo 31 de julio, cada centro educativo debe precisar cómo organizará la educación presencial y las actividades a distancia de su alumnado, en cumplimiento de las medidas sanitarias.
Las posibilidades de organización son múltiples, ha reconocido, ya que los docentes podrán separar a sus alumnos en dos grupos (con educación presencial unos y otros a distancia) a los que atenderán alternativamente o de forma continuada, ha precisado, y también se podrán dispersar por las dependencias del centro para salvaguardar la distancia personal de seguridad, que "nada tiene que ver con la ratio". Ha recordado que, desde la entrada de La Rioja en la fase 1, el pasado 11 de mayo, los equipos directivos y el personal administrativo han acudido a los centros educativos para preparar la siguiente etapa de la desescalada y atender a las familias que lo hayan requerido.
Por otro lado, ha detallado que el BOR publica este viernes el procedimiento de "ventanilla mixta" para facilitar el proceso de matriculación de cara al próximo curso, que se podrá hacer de forma presencial en los centros o de manera telemática a través de la plataforma Racima entre el 3 y el 10 de junio. En la vuelta presencial a las aulas a partir de la próxima semana se garantizarán las medidas de seguridad sanitaria, ya que se han aplicado protocolos en colaboración con el servicio de prevención de riesgos laborales del Gobierno riojano, revisados por Educación y por los sindicatos, ha concluido.