scorecardresearch

El Clavijo por fin se mejora a sí mismo

El Día
-

El Rioverde iguala su mejor arranque y deja atrás sus malos inicios de curso

El Rioverde visita este sábado en Salamanca al Tormes. - Foto: Óscar Solorzano

En la 2017-18, en una carambola de esas que casi siempre le salen mal, el Clavijo dijo adiós a la Oro y, desde entonces, trata de volver a asomar la cabeza. En los dos últimos cursos logró meterse en la fase por el ascenso, ronda que espera repetir este curso. 

De momento, los principios del equipo de Jenaro Díaz son prometedores. Transcurridas tres jornadas, y en vísperas de visitar este sábado al Tormes (Pabellón Würzburg de Salamanca, 20 horas), los riojanos son quintos con un balance de dos victorias y una derrota, la cosechada hace ocho días en LaRoda.

Cierto es que los logros de los riojanos son modestos, por ahora, pero el cuadro de Jenaro Díaz al menos ha conseguido uno de los objetivos con los que arrancó la temporada: evitar una salida en falso como en las dos campañas precedentes.

Los recuerdos de la 20-21 y 21-22 estaban muy presentes en la memoria del técnico del Clavijo y en la directiva logroñesa.

Aunque en las dos temporadas precedentes los riojanos lograron meterse en la lucha por la Oro, su mal inicio le obligó a firmar un gran sprint para meterse entre los ocho mejores del Grupo Oeste (el primer clasificado pelea por el ascenso directo mientras que del segundo al octavo puesto disputan los cruces eliminatorios). En la 20-21, el Clavijo cayó en la primera ronda con el filial del Gran Canaria mientras que hace cinco meses fue el Ourense, en las semifinales por el ascenso, el que le cortó la progresión en dos choques igualados al máximo.

El pasado curso, el Clavijo acabó la liga regular en una meritoria séptima posición con una balance igualado de trece victorias y el mismo número de derrotas. Sin embargo, el arranque del equipo de Jenaro Díaz fue calamitoso. Se partió con un balance de 1-7. La segunda victoria llegó en la novena jornada. En los ocho primeros encuentros, los de Jenaro Díaz ganaron un partido; en los dieciocho choques restantes llegaron doce más.

En la 20-21, el inicio tampoco fue de lo más exitoso. Los logroñeses partieron con un balance de 0-4 aunque en la quinta jornada llegó la primera victoria, enlazando cuatro seguidas hasta el punto que, tras el octavo encuentro, los de Jenaro Díaz presentaban un balance equilibrado. El conjunto firmó una buena temporada regular, concluyendo el campeonato en la cuarta plaza con dieciséis triunfos y diez tropiezos. Pero el Gran Canaria acabó con su temporada.

Precedentes. En la campaña 2019-20, la segunda consecutiva de los riojanos desde su descenso a Plata, el inicio no fue tan negativo, lográndose al quinto intento el segundo éxito aunque el equipo acabó en octava posición (balance de 10-12),  lo que le obligó a pelear por la permanencia en la segunda fase antes de que el campeonato se suspendiera el 8 de marzo por la irrupción de la pandemia.

En la 18-19 llegó el primer curso de los riojanos en Plata tras el amargo descenso a Oro. El Clavijo arrancó igual de bien que esta campaña (dos triunfos en las tres primeras jornadas).

Pero no todo fue un camino de rosas porque el conjunto del Palacio, en otra incómoda carambola, acabó en séptima posición (12-10, es dedir en 19 jornadas solo logró diez triufos más), quedando abocado a pelear por la permanencia.