scorecardresearch

Logroño simboliza su rechazo al maltrato con flores moradas

Efe
-

El Ayuntamiento coloca un gran lazo floral en un paterre junto a la Concha del Paseo del Espolón

Los concejales José Manuel Zúñiga y Amaia Castro, frente al lazo morado. - Foto: El Día

Un gran lazo formado por flores moradas, en un paterre junto a la Concha del Paseo del Espolón de Logroño, simboliza desde este jueves que "el compromiso" de eliminar la violencia machista "debe permear a las instituciones y a toda la sociedad" de la capital riojana.

Así lo ha afirmado este jueves el concejal de Medio Ambiente, José Manuel Zúñiga, en un encuentro informativo junto a este espacio, inaugurado en conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en el que también ha participado la concejala responsable de Bienestar Animal, Amaya Castro.

Zúñiga ha explicado que este acto simbólico responde a "la situación de violencia contra las mujeres, que sigue siendo un obstáculo para alcanzar una sociedad igualitaria y justa, así como el pleno desarrollo y libertad de mujeres y niñas".

Ha indicado que este lazo de flores, que está acompañado de una placa que recuerda el 25 de noviembre como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se compone de unas 200 violas moradas y 40 violas blancas, consideradas "flores de invierno".

El edil ha apuntado que estas violas, que se espera que permanezcan en flor "unas semanas", fueron plantadas desde la Concejalía de Medio Ambiente "con la antelación suficiente para que, de cara a su presentación hoy, el césped hubiera nacido y la viola estuviera sentada y con una floración estable".

Ha mostrado su "apoyo absoluto al feminismo, a su necesidad, hoy por hoy, para esa lucha por los derechos de la mujer y para lograr una sociedad más justa y cohesionada, este es un compromiso que debe de estar siempre presente".

Por su parte, Castro ha destacado que "para eliminar todas las formas de violencia que persisten en esta sociedad, es fundamental la educación y un trabajo conjunto para que las relaciones entre hombres y mujeres estén basadas en principios de igualdad".

"Solo sin violencia podremos seguir vivas y ser libres", ha remarcado esta concejala, quien ha añadido que "la violencia forma parte cada día de la vida de las mujeres, la violencia física, sexual y psicológica es solo la culminación de esa otra violencia sutil, extendida, cotidiana y, sobre todo, normalizada en la sociedad".