scorecardresearch

Cuatro corridas devuelven el ambiente taurino a Logroño

Luis Ruiz Gutiérrez
-

Urdiales actuará dos tardes en una feria donde aparecen nombres como El Juli, De Justo, Manzanares o Aguado. Roca Rey, el más esperado por el público de La Ribera

Diego Urdiales, en una imagen de archivo - Foto: Javier López (Efe)

Hace un año nadie hablaba de toros en nuestro Logroño, las calles, las gentes y la moral del pueblo no estaba para ruidos. Hoy, por suerte, ese ánimo poco a poco parece estar viniéndose arriba. Los toriles de La Ribera, ahora sí por San Mateo, volverán a ver la luz y tras girar los pernios de su portón invitarán a volver a sentir todo lo que un festejo de toros puede aportar. Ahí están anunciados, además del Concurso de Recortadores con toros Ciudad de Logroño, y las populares vaquillas, cuatro festejos mayores que devolverán a la capital riojana ese ambiente que mezcla la pasión y el miedo con las luces y la emoción. El aperitivo para mañana sabadó tendrá formato de Concurso de Recortadores que además de contar con los mejores especialistas agrega el aliciente de la reaparición de Baptiste Bordes, francés considerado mejor ‘quebrador’. La tradicional corida de rejones será la que abra el abono el domingo dia 19.

El cartel es casi identico a los úlimos que ha presentado la empresa regente de La Ribera. El tamden Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza, escoltarán en el paseíllo al calagurritano Sergio Domínguez que vuelve a Logroño tras su última actuación en la edición de 2015. Los ‘murubes’ de El Capea y de Carmen Lorenzo han sido los elegidos para esta primera corrida del abono logroñés. Diego Urdiales, único espada que hará doblete en el serial, compartirá cartel un día después, 20 de septiembre, con el ibicenco Antonio Ferrera. Será un mano a mano donde el aficionado podrá observar dos tauromaquias muy diferentes. Dos toreros distintos. De una parte el riojano quien basa su toreo en lo más clasico, pulcro y serio, y de otra parte el que interpreta Ferrera, con un corte menos ortodoxo y donde la improvisación y la variedad tienen su sitio. Los toros reseñados para este festejo pertenecen a la ganadería de Zalduendo.

Un cartel muy esperado. Para el día de San Mateo, se anuncia uno de los carteles más demandados en las taquillas de La Ribera. Lo encabeza en su segunda actuación el arnedano Diego Urdiales, que nada más acabar el festejo volará para tierras sevillanas donde tiene un compromiso importante al día siguiente en la Feria de San Miguel. Emilio de Justo será el segundo espada en intervenir el día del patrón. De corte clasico, reposado y con toreo de encaje el extremeño está en un momento de plenitud. Cierra cartel uno de los diestros más esperados y tal vez el toreo de más tirón, el peruano Roca Rey. Para ese día están reseñados los de Núñez del Cuvillo. El cierre de ciclo apunta fuerte. Cartel de ‘clavel’ Juli, Manzanares y Pablo Aguado son una combinación que ha sentado muy bien en las taquillas; es la corrida más demandada. El oficio de El Juli, la suavidad y temple de Manzanares y el tono siempre clásico de Aguado, son ingredientes más que suficientes para animar al público a acercarse a La Ribera, si además lo de Garcigrande se mueve como todos deseamos será una tarde para dejar un buen cierre de feria.