scorecardresearch

Dorado reunirá a la Mesa Ganadera y el Lobo y apela al diálogo

El Día
-

El consejero de Sostenibilidad asegura que el objetivo es "seguir dialogando con el sector y propiciar la empatía y no la confrontación, como parece que quieren algunos sectores"

Imagen de archivo de un rebaño de ovejas - Foto: Óscar Solorzano

El consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Alex Dorado, ha anunciado este jueves la celebración de una próxima reunión de la Mesa de la Ganadería Extensiva y el Lobo en la que "seguir dialogando con el sector, propiciar la empatía y no la confrontación, como parece que quieren algunos sectores".

El también portavoz del Gobierno riojano se ha pronunciado en este sentido en la rueda informativa posterior al Consejo de Gobierno, al ser preguntado por la posibilidad de nuevas medidas por parte del Gobierno regional, tras las protestas de ganaderos afectados por los ataques del lobo y los actos vandálicos registrados el pasado día 26 en el Alto Najerilla, informa Efe.

Dorado se ha remitido a la Mesa de la Ganadería Extensiva y el Lobo, en la que, "por consenso, se acordó una hoja de ruta y una serie de medidas que ya están en marcha".

Entre ellas, ha recordado la extensión de las indemnizaciones por daño del lobo en toda La Rioja, el aumento de la indemnización por ataque del lobo, que pasa de 94 euros por oveja muerta a 142, con un alza del 52%.

El consejero ha recalcado que en este incremento de las indemizaciones se recoge una petición de los ganaderos, consistente en incluir en la ayuda la inclusión del lucro cesante, que es la pérdida que no estaba contabilizada en la res muerta y que supone una pérdida para el ganadero.

Además, "solo en el Alto Najerilla se está invirtiendo una media de 1.200.000 euros al año en la mejora de infraestructuras de pastizales para facilitar la vida a los ganaderos", ha precisado.

Dentro de las medidas para prevenir los ataques del lobo, Dorado también ha citado cerramientos en las explotaciones ganaderas.

El Gobierno riojano, ha dicho, es "consciente de que los ataques del lobo a la ganadería es un problema que preexistía en el año 2019".

Ese año, antes del nuevo cambio de Gobierno, presidido por Concha Andreu, ha dicho, se registraron 630 ovejas muertas por ataque del lobo frente a las 360 del pasado año, lo que supone un descenso del 40%, gracias, ha indicado, a "las medidas preventivas, ya que la cabaña ganadera sigue siendo la misma en la zona, incluso ha aumentado ligeramente".