Leo Ruiz aparece a tiempo

M. A. G-S.
-

La UDL aprovecha su superioridad númerica y un doblete del colombiano para remontar al Oviedo en su primer triunfo en Segunda lejos de Las Gaunas

Leo Ruiz. - Foto: laLiga

Ficha Técnica

Oviedo: Brazao, Juanjo Nieto, Simone Grippo, Bolaño, Mossa, Sangalli, Tejera, Edgar, Nahuel (Viti, 81), Samuel Obeng (Rafa Múgica, 81) y Blanco Leschuk (Alejandro Arribas, 12).

UDL: Roberto Santamaría, Iago López, Gorka Pérez, Bobadilla (Clemente, 46), Iñaki Sáenz; Jaime Sierra (Leo Ruiz, 30), Andy, Damián Petcoff (Bogusz, 63); Paulino, Roni (Lander Olaetxea, 80) y Rubén Martínez (Siddiki, 63).

Árbitro: Iosu Galech. Expulsó por roja directa a Grippo en el minuto 8 y a Cuco Ziganda en el descanso. Amonestó a Edgar, Arribas, Sangalli, Mossa y Tejera así como a Leo Ruiz, Siddiki, Petcoff y Andy.
Goles: 1-0,  M. 4:  gol en propia puerta de Bobadilla tras centro de Nieto; 1-1,  M. 47:  Leo Ruiz caza un mal despeje del portero; 1-2,  M. 50:  Rubén Martínez roba el cuero, habilita a Roni y este a Leo Ruiz que, de primeras, supera a Brazao; 2-2,  M. 56:  Obeng capta un rechazo para batir a Santamaría; 2-3,  M. 71:  Roni emboca un balón mal repelido por la zaga.

La UDL respira y lo hace gracias a una reacción de casta liderada por Leo Ruiz en la segunda mitad. Un doblete del colombiano y el definitivo 2-3 de Roni, vindicativo en su regreso a Oviedo, permiten al conjunto riojano tomar aire y llenar de dudas al conjunto ovetense.

Todo se puso en contra de la Unión Deportiva Logroñés que en el minuto 5 se vio por detrás tras una desafortunada jugada pergeñada por Sangalli que habilitó a Juan Nieto cuyo centro envenenado fue introducido en su propia portería por Bobadilla en su intento por despejar.

Tocaba remar. Quedaban 85 minutos y tras el infortunio, los riojanos se encontraron con una ayuda. Grippo no midió los tiempos, entró por detrás a Roni y el colegiado, auxiliado por el VAR, decretó su expulsión. Gol por igualar y 82 minutos en superioridad para deshacer el entuerto. 

Sin embargo, con diez el Oviedo se sintió muy cómodo. Cedió la pelota y esperó su oportunidad a la contra. Así, Tejera tuvo el 2-0 pero la buena combinación por la derecha carbayona no encontró portería. Y cuando marcó el Oviedo en la recta final del primer tiempo, el VAR lo invalidó al entender que un jugador ovetense se encontraba en la trayectoria de Roberto Santamaría, que apuntó estuvo de evitar el fusilamiento. 

La UDL se ganaba una vida extra aunque había dilapidado 45 minutos en su intento de rascar algo positivo en Vetusta.

Todo cambió tras descanso. El de Medellín, en apenas cinco minutos, dispuso de espacios y los aprovechó con dos goles en cinco minutos. En el primero embocó un mal despeje de Brazao y en el segundo hizo buena una recuperación de Rubén Martínez y una gran asistencia de Roni.

En cinco minutos, la UDL y el partido habían cambiado por completo aunque Obeng no tardó en empatar en el enésimo centro mal defendido por la defensa (ya fuera ovetense o logroñesa).

El 2-2 no colmó la ambición de Sergio Rodríguez que se la jugó con Bogusz. El polaco dejó su sello, poniendo un par de buenos centros. No fue mucho, pero Mateusz parece otra cosa.

De un balón colgado llegó el 2-3 en el que Roni castigó a su ex equipo. Los múltiples rechazos llegaron al ovetense que superó a Brazao. Lo festejó como si no debiera nada al Oviedo, el club en el que se formó.

El Oviedo tenía 20 minutos para rescatar un punto y regatear el abismo. No lo hizo y aunque Leo Ruiz no pudo festejar su hat trick (controló con la mano), la UDL no dejó escapar la victoria, la primera en Segunda lejos de Las Gaunas.