scorecardresearch

200 tardes con Paula Estebas en la Liga Femenina

M. A. G-S.
-

La escolta logroñesa festejará este domingo con el Promete ante el Araski, su ex equipo, su bicentenario en la Liga Femenina

Paula Estebas. - Foto: Óscar Solorzano

Si no hay aplazamiento por la omnipresente pandemia, este domingo Paula Estebas(Logroño, 1993) cumplirá su partido 200 en la LigaFemenina. Lo hará (Palacio, 18 horas)ante el Araski, su otro equipo, club que le acogió en la 2018-19, la única temporada en la que la riojana ha abandonado el Palacio.

La logroñesa disfruta de su octava temporada en la LigaFemenina y, desde su debut a las órdenes de Birigay, no se ha perdido un partido. Tampoco lo hizo en Liga Femenina 2, categoría en la que se fogueó antes de llegar a la elite.

Su rendimiento ha sido constante aunque es ahora, de la mano de César Aneas, cuando ha alcanzado su madurez. Sus mejores números han llegado esta campaña todavía inconclusa.

La '9' del Promete ha jugado esta temporada los quince partidos de liga, promediando 11,3 puntos por tarde (nunca anotó tanto aunque ya la pasada temporada firmó 9,9) y valorando 8,7 puntos por jornada. Su cima nuevamente después de que el pasado curso acabara con 6,6 de valoración.

César Aneas ha sido su séptimo técnico en la elite después de Luis Birigay, Andreu Bou (el técnico con el que ha disputado más encuentros), Jorge Elorduy, Julián Martínez Alman y Jacinto Carbajal e n Logroño mientras que en la 2018-19 trabajó a las órdenes de Madelen Urieta en el Araski.

En la 2014-15, disputó los 26 partidos del Promete en su debut en Liga Femenina. Fue una de sus mejores temporadas aunque al equipo no le fue bien.Eso sí, promedio 8,8 puntos y logró sus mejores números en rebote: 3,1 por encuentro.

En la 15-16, lo jugó todo (26 jornadas) y consolidó sus estadísticas: 24:41 minutos por encuentro, 8,2 puntos, 2,1 rebotes, 2,8 asistencias y 4,9 de valoración.

En la 16-17, también con el catalán Bou, disputó otras 26 partidos. Tuvo menos minutos y su anotación fue menor, pero capturó 2,7 rebotes por tarde y logró su mayor número de asistencias: 3,3. También consiguió su mejor valoración hasta la 20-21: 5,3.

En la 17-18, con Jorge Elorduy y Julián Martínez Alman no se perdió ninguno de los 26 encuentros y disputó una media de 28:43 minutos, su cénit por ahora. Pero su valoración bajó a 3,3.El equipo perdió la categoría.

En la 18-19 se mudó a Vitoria, jugando 28 encuentros (26 de liga regular y dos de 'play off'. También debutó en la Copa de la Reina, encuentro que no computa en esta estadística. En minutos (17:47), puntos (3), asistencias (1,2) y valoración (2,1) presentó su peor balance de sus ocho años en la cúspide.

En la 19-20 volvió a Logroño, disputando veintidós encuentros y mejorando sensiblemente todos los apartados individuales.

La eclosión llegó el pasado año, compitiendo en los treinta encuentros de la 20-21 a las órdenes de César Aneas. Estuvo en pista 26:23 minutos, su tercer registro en este apartado, anotó 9,9 puntos juego (su tope en una temporada completa) y valoró 6,6 (de nuevo su máximo en una campaña).

No lo pudo hacer en Lugo pero este domingo cumplirá su encuentro doscientos en la elite. Le quedan, otros 200 más, con el reto de consolidar al Promete en la Liga Femenina, la segunda mejor competición tras la WNBA, y con el objetivo, inconfesable, de disfrutar del torneo del K. Oy de la postemporada defendiendo los intereses del conjunto riojano.