scorecardresearch

Autol adjudica el estudio para asentar la ladera deslizada

Bárbara Moreno
-

El Ayuntamiento ha solicitado dotación económica al Gobierno de La Rioja que asegura que ya tiene la partida para pagar el 55%. La casa más afectada ha sido declarada en ruina técnica

Autol adjudica el estudio para asentar la ladera del barrio

Hace dos meses que decenas de vecinos de Autol se despertaban con  un movimiento de tierras, era el deslizamiento de la ladera de bodegas en el cerro de Santiagol. Nueve familias tuvieron que ser desalojadas, y todo el barrio sufrió el corte de agua durante unos días. A la semana la mayor parte de las familias volvieron a las casas salvo dos que aún no han regresado. Hace unos días que el Ayuntamiento de Autol ha adjudicado un estudio geofísico para estabilizar dicha ladera y también solicitó ayuda regional para poder pagar este asentamiento cuyo coste será alto, aún sin poder precisar a falta de que concluya el estudio técnico. 

La alcaldesa de la localidad, Catalina Bastida, explicó ayer a El Día de La Rioja que esperan que el estudio concluya pronto y entonces sabrán cómo atajar el problema del deslizamiento de la ladera, cómo asentar el terreno y el coste que tendrá todo. «Es necesario sujetar la ladera cuanto antes». Tras concluir el estudio geofísico comenzará la licitación de los primeros trabajos de actuación y ejecución.

Es entonces cuando podrá intervenir el Gobierno de La Rioja, para apoyar económicamente con el asentamiento como así ha ocurrido con este tipo de deslizamientos en otras localidades recientemente. 

Ricardo Velasco, director general de Política Local del Gobierno regional, explicó ayer a El Día de La Rioja que la presidenta del Gobierno riojano, Concha Andreu, ya se comprometió con el Ayuntamiento a dar ayuda cuando visitó la zona, y que hace 15 días él se reunió con la alcaldesa de Autol y también se comprometió.  Ayer aseguró que la partida presupuestaria para este gasto está ya incluida dentro del plan estratégico de subvenciones de emergencia a la espera de que el Ayuntamiento deAutol entregue el proyecto definitivo de ejecución y se pueda incluir en dicha partida de emergencias de este tipo de casos. «De hecho se va a pagar también el coste de otros deslizamientos en Cervera en breve o también se ha hecho recientemente en Quel o en Ocón», apostilló Velasco.

La cuantía de la ayuda depende del tamaño de los municipios. «En este caso estaremos hablando de un 55% del gasto. Nos pasaron una cuantificación aproximada ya y esa partida la tenemos ya  incluida en los gastos de este año, pero hay que esperar al proyecto». 

Velasco recuerda que este tipo de actuaciones se hace sobre las calles y abastecimientos municipales. Las bodegas privadas y afecciones en casas particulares las tendrán que hacer los particulares o en su caso sus seguros.

El Ayuntamiento de Autol ya cerró grietas en las calles sobre la ladera para evitar en primer lugar que el agua de las lluvias pudiera filtrar y entrar en las bodegas y el subsuelo. También taparon bodegas con plásticos de manera provisional para que no entrara el agua durante los días de lluvia.

Técnicos, arquitectos, bomberos y geólogos estuvieron durante los primeros días de este accidente natural comprobando el estado de la zona. Pusieron estacas, unos testigos a modo de listones de madera colocados en varios puntos de la ladera por si se abrían más las grietas. Y desde entonces parece que no ha habido mucho más deslizamiento.

Por otro lado están las consecuencias de los movimientos en la  casa de la cabeza de la ladera, y en el inmueble de la parte inferior de la misma. En la de abajo quizás haya que actuar porque tiene parte de la ladera dentro de su bodega. Lo indicará el mismo estudio geofísico adjudicado.

Declarada en ruinas.

Y los dueños de la del inmueble de arriba están a la espera de lo que le indique su propio seguro. Lo más probable es que haya que derruirla. Por parte del Ayuntamiento, según explica la alcaldesa, hasta ahora a ellos no se les ha comunicado si lo que quieren los propietarios es tirar o reconstruir. Desde el Ayuntamiento se ha declarado ruina parcial de la casa. Pero como Ayuntamiento «no podemos intervenir en el inmueble, solo declarar esta ruina técnica, lo que procede».

 Desde el  primer momento, este chalet, perteneciente a una familia de carniceros de Autol, se empezó a inclinar. Ya tenía importantes grietas en el suelo y cada vez se inclina más. Fue construida aproximadamente hace 18 años. 

Hace una década en esta localidad ocurrió otro movimiento de terreno. En la ladera pudo haber en su tiempo más de 25 bodegas, ahora quedan menos, y la mayor parte están en desuso desde hace muchos años, este es precisamente el mejor aliado para la inestabilidad de este tipo de terreno.