scorecardresearch

La Rioja se mete en el Perte del coche eléctrico de Stellantis

Feli Agustín
-

Dos empresas, Avanzare y Zeplas, trabajarán en TESIS, en el que desarrollarán una solución pionera de iluminación interior para fabricar coches de propulsión eléctrica en la planta de Opel de Zaragoza

Javier Pérez, cofundador de Avanzare, y Elvira Villaro, responsable del proyecto. - Foto: Ingrid

Después de sucesivas ampliaciones, hoy concluye el plazo para solicitar ayudas del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica en el sector del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC). No obstante, la  ministra de Industria, Reyes Maroto, ya ha avanzado que «existe la posibilidad» de que lleguen nuevas gigafactorías a España en el marco de este Perte, al igual que la planta de baterías  que el Grupo Volkswagen instalará en Sagunto (Valencia).

A pesar de que este proyecto, denominado Future: Fast Forward, tiene que ser aprobado, nadie duda de la confirmación de una inversión de 10.000 millones de euros, la más grande realizada en nuestro país, y cuya presentación contó con el respaldo indiscutible del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que acompañó a los promotores del proyecto.

Hay otras dos multinacionales -Stellantis y Renault- que han presentado proyectos que, al igual que el diseñado por Seat-Volkswagen, deben primero recibir el visto bueno, pero que, también, al igual que el de la empresa alemana,   hay pocas dudas de que recibirán las ayudas europeas para su materialización. En concreto Stellantis ha diseñado dos, ARIES, que se desarrollará en sus plantas de Vigo y Madrid;y  TESIS (Transformación hacia la Electromovilidad y la Sostenibilidad Industrial de Stellantis), que dirigirá la antigua planta de Opel en Figueruelas, y en cuyo desarrollo participarán dos empresas riojanas, Avanzare y Zeplas.

La compañía de producción de nanomateriales partiendo del grafeno y la firma dedicada a la fabricación de piezas mediante inyección de plástico se convierten así en las dos únicas sociedades riojanas que han logrado abrirse un hueco y tomar parte en los ambiciosos proyectos llamados a trazar las líneas básicas por las que ha de circular la movilidad futura.

Avanzare y Zeplas, ambas de origen y capital riojano y ubicadas en el polígono Lentiscares de Navarrete, se encargarán de desarrollar soluciones de iluminación interior para el proyecto de vehículo eléctrico, que prevé una inversión de 223 millones con el objetivo de «convertir a España en un 'hub' del vehículo eléctrico en Europa».

Del tronco del proyecto, que lidera la planta de Opel de Zaragoza, parten una serie de ramas, en concreto, 41 proyectos primarios, que desarrollarán pymes y centros de investigación, que fabricarán diferentes componentes del vehículo  para hacer posible la fabricación de nuevos modelos con versiones eléctricas en la planta a partir de 2023, «asegurando procesos industriales sostenibles y eficientes en materia de consumo energético».

Pioneros a nivel mundial. Javier Pérez, director Comercial y cofundador de Avanzare, y Elvira Villaro, directora del proyecto, explican que la tarea que tienen encomendada, y en la que planean invertir un millón de euros, se centra en desarrollar una tecnología pionera en el mundo para  diseñar un circuito eléctrico carente de cables mediante el uso del grafeno introducido en el plástico y que permite, gracias al empleo de un láser, generar un circuito eléctrico sin cable o conexión.

«Avanzare aporta el grafeno,  que  se manifiesta en polvo, que Nasika  [filial de la compañía] compactará para que Zeplas lo inyecte en la pieza», resumen los responsables del proyecto, que afirman que  esta nueva tecnología ahorrará peso en el vehículo y, consecuentemente, consumo y la emisión de CO2, lo que aportará una importante ventaja competitiva al automóvil, que gozará de mayor autonomía.

Pretenden así dotar de «un elemento diferencial» a los componentes plásticos, lo que permitirá la reducción de peso al eliminar cables de cobre, que suponen, resalta Villaro, «entre 30 y 50 kilos en el vehículo».

No obstante, la ambición de Avanzare se focaliza en la creación de un prototipo, que permita replicar la nueva tecnología en otros procesos del automóvil. «No buscamos únicamente la generación de un circuito eléctrico para iluminación, sino para cualquier otro tipo de aplicación que se pueda instalar en el vehículo», avanza Pérez, que reitera que la pretensión es crear circuitos sin la presencia de cables. Al respecto, la directora del proyecto informa de que, en esta primera fase, se va a desarrollar el  material y, a partir de ahí, el componente, para ajustar los parámetros de aplicación del sistema láser y demostrar que funciona en la iluminación y, después, poder aplicarlo a otros circuitos.

Pérez razona que, de momento, va a suponer trabajo para la compañía riojana porque, destaca, rentabilizar la inversión se puede  demorar hasta cinco años por los tiempos de desarrollo de los proyectos en la automoción,

 Aunque no solo para este fin, pero principalmente, Avanzare formalizó hace algo más de dos meses la compra de la empresa de Calahorra Nasika, que les consolida en el liderazgo mundial en la producción de grafeno [sustancia compuesta por carbono puro, más resistente que el acero y más ligera que el aluminio], que se emplea en sectores como automoción y aeronáutica, pero también para fabricar calzado de seguridad o balones de fútbol. 

Con la adquisición de la fábrica de Calahorra, Avanzare pretende «triplicar» en un lustro la facturación, que ahora asciende  a unos 35 millones de euros gracias al trabajo de 120 empleados.

En  el Proyecto TESIS participan 23 socios tecnológicos e industriales de seis comunidades, de las que  el 88% son pymes. Stellantis es líder  en el sector español de la automoción y sus tres factorías, en Madrid, Vigo y Zaragoza, produjeron el año pasado 895.276 unidades de 14 modelos distintos, lo que equivale al 42,7% de los vehículos fabricados en nuestro país. Un 89 % de ellos se destina a la exportación. 

Las ayudas del Perte VEC ascienden a 2.975 millones de los que  1.425 serán préstamos y otros 1.550 millones serán subvenciones.

Eurostars Nero, la base del proyecto. El germen del proyecto que Avanzare y Zeplas desarrollarán para Stellantis hay que buscarlo en NERO (New Materials for Electric Carrs Components), en el que las dos compañías trabajaron junto al centro de investigación francés Rescoll, con un presupuesto de 850.000 euros y dentro de la convocatoria Eurostars.

El objetivo, explican Elvira Villaro y Javier Pérez,  era obtener carcasas para las baterías del vehículo eléctrico, capaces de disipar el calor generado  por dichos sistemas. Para ello, desarrollaron materiales poliméricos, que incluían grafeno, y consiguieron que la carcasa lograra una conductividad térmica seis veces superior, lo que ayuda a disipar el calor generado por dichos componentes y a reducir el  riesgo de sobrecalentamiento y explosión.