Logroño reforzará la seguridad ante las 'no-fiestas'

El Día
-

El Ayuntamiento lanzará una campaña en la que apelará a la responsabilidad y la solidaridad, principalmente de los más jóvenes

La imagen de la plaza del Ayuntamiento atestada de jóvenes por el cohete de San Mateo no se verá este año. - Foto: Clara Larrea

Una campaña municipal apelando a la responsabilidad y a la solidaridad, sobre todo de los jóvenes, un bando haciendo un llamamiento a todos los logroñeses en este mismo sentido y el refuerzo de la seguridad, con coordinación "máxima" entre las Policías Local y Nacional, son algunas de las medidas que adoptará el Ayuntamiento de la capital riojana de cara a las fechas en las que se debían celebrar las suspendidas fiestas de San Mateo, según adelantó este lunes el alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza. A preguntas de los medios de comunicación, el primer edil logroñés ha señalado que "estamos preparados, iremos trasladando durante toda esta semana un mensaje de responsabilidad y solidaridad", que, como ha subrayado, se hará "con todos los colectivos implicados en las fiestas" de la ciudad.

 

"No se trata de poner un policía detrás de cada familia, o de castigar, sino de ser conscientes de los efectos que provocaría hacer ahora una celebración de fiestas que no traería más que problemas", ha incidido Hermoso de Mendoza. En sus palabras, "estamos en unas semanas cruciales, lo que tenemos que hacer es resistir cuatro, cinco o seis meses más, hasta que la ciencia encuentre una vacuna, y resistir con esfuerzo y responsabilidad, porque sabemos lo que hay que hacer, que es no celebrar reuniones que puedan llevar a que ocurran casos como en Alfaro o en otros lugares".

 

Por eso, ha defendido "lanzar un mensaje pedagógico y enfocado a colectivos concretos, los que quieren vivir la vida con más plenitud, como la juventud o la adolescencia, haciéndolo como lo hizo Tierno Galván en los años 80 en Madrid, con un mensaje en el que se apela a la responsabilidad, pero con humor y consciencia de lo que hay que hacer".

 

"El guión de lo que hay que hacer y de lo que no se sabe: si se celebra, luego viene el confinamiento, los hospitales llenos, las escuelas vacías, los comercios cerrados y el empleo perdido. Hay que llamar a la responsabilidad y también a la solidaridad. Hay que vivir un San Mateo diferente", ha argumentado el alcalde logroñés.

 

Con todo, ha reseñado la "coordinación máxima" entre las Policías Local y Nacional en los días en los que debería haberse celebrado la fiesta, "para, en principio, informar, apercibir y, si llega el caso, denunciar". Sí que va a haber un refuerzo de la vigilancia y el control, "sobre todo en horario vespertino y nocturno, pero siempre teniendo en cuenta que no se puede estar en todas partes al mismo tiempo vigilándolo todo", ha concluido Pablo Hermoso de Mendoza.