scorecardresearch

Estafan 15.000 euros a una mujer que esperaba ganar 30.000

Efe
-

La víctima fue entregando varias cantidades a un falso empresario que le había prometido el dinero por su gran parecido con su fallecida esposa

Toma de declaraciones en la Comisaría de Policía. - Foto: Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido a tres hombres como presuntos miembros de un grupo organizado especializado en estafar grandes cantidades de dinero, que se concretó en unos 15.000 euros a una mujer en Logroño, a la que hicieron creer que le regalarían 30.000 porque se parecía mucho a la esposa fallecida de uno de ellos.

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja se trasladaron el pasado día 13 a Madrid para detener a tres hombres de nacionalidad rumana de 44, 36 y 42 años, como presuntos autores, los dos primeros, de un delito de estafa y el tercero, que era el líder, de estafa, amenazas y reclamación judicial internacional.

En esta operación policial, iniciada el pasado mes de mayo y denominada "Liana", la víctima es una mujer de 52 años, vecina de Logroño y de origen rumano, con la que contactó el líder de este grupo a través de Messenger, donde entablaron amistad.

Este hombre le decía que “se parecía mucho a su mujer”, ya fallecida, y, como quiera que le recordaba mucho a ella, deseaba regalarle 30.000 euros, pero necesitaba que le hiciera un ingreso de 300 euros, a través de una compañía de envíos de dinero, para cubrir los gastos generados por la gestión.

El autor de los hechos dijo que era empresario, que tenía mucho dinero, ya que había heredado de su difunta mujer varias propiedades; y que quería compartir su dinero con la víctima, de la que se ganó su confianza.

A partir de ese momento, el detenido inventó excusas para que la víctima le hiciera diferentes envíos de dinero desde distintos locutorios de Logroño y llegó a realizar cerca de un centenar, con cantidades que oscilan entre 45 y 500 euros, hasta sumar unos 15.000 euros.

La víctima informó al líder del grupo que ya no tenía más dinero y éste la amenazó de muerte y le dijo que mataría a diferentes miembros de su familia.

La investigación ha determinado que, en este grupo criminal, el líder actuaba en contacto directo con la víctima y los otros dos eran "mulas" para realizar las extracciones de dinero que efectuaba la mujer estafada.

Al líder del grupo le constan dos reclamaciones judiciales internacionales en vigor, dictadas por Rumanía por dos sentencias, una de ellas por un delito de estafa a una mujer a la que conoció por Facebook, le prometió 20.000 euros si le pagaba una comisión y le pidió dinero para no hacer públicas fotos y videos que disponía de la víctima.

Este detenido, por ambas reclamaciones judiciales internacionales, fue puesto a disposición de Audiencia Nacional, que dictó su ingreso en prisión.