Logroño entra en una red jacobea segura para las peregrinas

El Día
-

La capital riojana se une a un grupo de ciudades que impulsan un Camino de Santiago sin agresiones sexistas para las mujeres que recorren el itinerario

El alcalde logroñés se dirige al albergue de peregrinos, donde recibió el distintivo 'Un Camino de Santiago amable, seguro y libre para las mujeres'. - Foto: El Día

Logroño se ha unido este lunes a la red de ciudades que impulsa un Camino de Santiago "amable, seguro y libre" para las peregrinas que realizan la Ruta Jacobea.

El alcalde de la capital riojana, Pablo Hermoso de Mendoza, acompañado por la delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán, han recibido a la peregrina Cris Aisa a su llegada a Logroño desde el municipio navarro de Viana.

Después, se ha celebrado un acto en el albergue municipal de peregrinos de la calle Ruavieja en el que Marrodán ha entregado al alcalde logroñés el distintivo "Un Camino de Santiago amable, seguro y libre para las mujeres", un proyecto que cuenta con el respaldo de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad.

Este proyecto homenajea a la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem, quien murió asesinada en 2015 mientras recorría el Camino de Santiago, y a todas las mujeres que han sufrido agresiones sexistas durante su recorrido por la Ruta Jacobea.

Por su parte, la responsable de la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer, Flor Moral, ha distinguido al albergue municipal de peregrinos de Logroño por su implicación en esta iniciativa, al haber participado su personal en un curso de formación sobre el protocolo por un "Camino amable, seguro y libre para las mujeres".

Como forma simbólica, Hermoso de Medoza y Marrodán han desatado los nudos de una cinta morada que portaba la peregrina, en representación de los obstáculos que tienen que afrontar las mujeres que recorren el Camino de Santiago y como forma de reivindicar una ruta libre de violencia.

Esta iniciativa, liderada por Estella-Lizarra (Navarra), permite transitar por el Camino de Santiago con otra mirada, siendo conscientes de las desigualdades de género, y de la necesidad de propiciar espacios seguros y libres para las mujeres.

En el mes de octubre está previsto que Logroño pase el testigo de esta iniciativa a Burgos, a través de Belorado, y después sumar más adhesiones de todas las ciudades de la Ruta Jacobea que abogan "Por un Camino de Santiago amable, seguro y libre para las mujeres".

Hermoso de Mendoza ha abogado por incrementar la labor de sensibilización, concienciación y formación entre los hospitaleros y los gestores de los albergues, especialmente desde la presidencia de la asociación de ciudades del Camino.

Por su parte, la peregrina Cris Aisa ha relatado que, aunque es donostiarra, vive desde hace doce años en Navarra y ha recorrido dos veces el Camino de Santiago, lo que le motivó a trabajar como hospitalera y también replantearse su dedicación laboral, como educadora social.

Ha explicado que, como peregrina, ha pernoctado en albergues y ha sentido la necesidad de un proyecto como este, especialmente para todas las mujeres que recorren solas la ruta, porque no se sienten "igual de libres" que un hombre.